La variante del Covid-19 que recibe el nombre de ómicron y que fue detectada por primera vez en Sudáfrica a finales de noviembre de 2021 cuenta con grandes cantidades de mutaciones lo que ha ocasionado que se propague con rápidez y haya un alza en los contagios, incluso en personas que ya están totalmente vacunadas o que previamente ya se habían enfermado.

De acuerdo con información emitida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), hace dos semanas, ómicron sólo había sido detectado en un 1.6% de los casos globales analizados en laboratorios, no obstante ya está presente en un 58.5% de esos estudios, por lo que ya ha superado a la variante delta y se ha convertido en la dominante a nivel mundial.

El informe de la OMS muestra que de los más de 357 mil análisis realizados por la red global de laboratorios GISAID en los últimos 30 días más de 208 mil detectaron la variante ómicron.

Mientras que 147 mil (un 41 %), correspondieron a delta, que en un resultado anterior aún concentraba un 96% de los casos y era la principal cepa dominante durante gran parte del año 2021.

La organización también dijo que ómicron es capaz de “evadir la inmunidad”, ya que existe transmisión incluso entre vacunados y personas que habían superado con anterioridad la enfermedad y habían desarrollado anticuerpos, no obstante, detalló que está variante es menos grave que mutaciones anteriores de la enfermedad.

Sin embargo, la OMS mencionó que los riesgos sanitarios que presenta la variante ómicron siguen siendo “muy altos”, ya que puede producir un aumento en las hospitalizaciones y muertes en poblaciones vulnerables.

Hasta el pasado 6 de enero el récord de contagios quedo registrado con más de 2.6 millones de positivos globales, una cifra que la propia OMS reconoce que podría ser mucho mayor en la realidad por los muchos contagios diagnosticados con tests domésticos y no reportados.

Cabe destacar que la barrera de los 2 millones de casos se ha superado en varias jornadas, y todavía no se ha confirmado un pico en los contagios, pese a que algunos países primeramente afectados por la variante ómicron, como Sudáfrica, si parecen haberlo alcanzado.

(20 , 1)