Al menos tres personas murieron a consecuencia de la tormenta tropical Elsa que sacude esta semana la región del Caribe, provocando inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra.

La Agencia Caribeña para el Manejo de Emergencias por Desastres comunicó este sábado que ha habido una víctima mortal en la localidad de Soufrière, en Santa Lucía, donde los fuertes vientos asociados al fenómeno afectaron a las líneas de electricidad y dañaron los techos de múltiples viviendas.

Otras dos personas fallecieron en la República Dominicana. Un residente en la provincia de Barahona, de 15 años, murió luego de que una pared, dañada a causa del viento y las lluvias, le cayera encima, detalló a EFE Juan Manuel Méndez, director del Centro de Operaciones de Emergencia del país. Mientras, una anciana de 75 años murió en similares circunstancias en la localidad de Baní, provincia de Peravia.

Méndez declaró que muchos edificios fueron “destechados” a causa de los vientos. Sin embargo, señaló que aún es temprano hacer una valoración de los daños, ya que el país “aún está bajo los efectos” de la tormenta.

(7 , 1)