Un estudio del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, de Moscú, publicado este lunes en la revista científica Vaccines, muestra que la vacuna rusa Sputnik V es eficaz contra las nuevas variantes del coronavirus.

En particular, la investigación concluyó que la vacunación con Sputnik V “produce títulos de anticuerpos neutralizantes protectores” contra variantes como Alpha B.1.1.7 (identificada por primera vez en el Reino Unido), Beta B.1.351 (identificada en Sudáfrica), Gamma P.1 (en Brasil), Delta B.1.617.2 y B.1.617.3 (en la India) y B.1.1.141 y B.1.1.317 (en Moscú, Rusia). 

“Los datos obtenidos demuestran que Sputnik V conserva sus propiedades protectoras frente a las nuevas cepas [del coronavirus]”, comunicó el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF).

Además, “la disminución en el nivel de actividad neutralizante del virus [por parte] de Sputnik V, frente a diversas variantes, resultó ser significativamente menor en comparación con los datos publicados por los fabricantes de otras vacunas”. 

Para evaluar la continuidad de la actividad neutralizante, el estudio se basó en virus vivos, lo que permite obtener datos más fiables. En el curso de la investigación se comparó esa efectividad en suero sanguíneo humano después de la vacunación con ambos componentes de Sputnik V, en muestras de variantes de distribución internacional, con respecto a la actividad neutralizante frente a la original B.1.1.1

(15 , 1)