La misa de la víspera de fin de año en la Basílica de San Pedro en Italia no fue celebrada por el Papa Francisco, tal como se había informado el pasado viernes, no obstante, la homilía si fue pronunciada por el pontífice.

El decano del Colegio Cardenalicio, Giovanni Battista Re fue el encargado de dirigir el servicio mientras que el papa, de 85 años, portando mascarilla, pasó la mayor parte de la celebración sentado en los márgenes de la sala.

El pontífice fue quien ordenó que la celebración la realizara el decano. Este cambio fue anunciado a tres horas después de que el Vaticano confirmara que el papa presidiría la ceremonia, así lo dio a conocer un portavoz del Vaticano.

Cabe recordar que hace un año, el papa Francisco no pudo realizar la misa por un problema de ciática, afección nerviosa crónica que le causa dolor en la cadera y que padece desde hace tiempo.

Como ya es tradición, el papa visita el pesebreubicado en la Plaza San Pedro después de las vísperas de fin de año, pero el acto se canceló el viernes por el temor de que el coronavirus pudiera propagarse entre la multitud reunida.

(9 , 2)