Redacción Mx político.- Los ministros de Finanzas de las principales economías del Grupo de los Siete lidiaron el jueves con preocupaciones sobre la inflación y los efectos inmediatos de la guerra de Rusia en Ucrania. La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, prometió que los aliados reunirían suficiente ayuda adicional para ayudar a Ucrania a “superar esto”.

“Todos nosotros nos comprometimos a hacer lo que sea necesario para llenar el vacío”, dijo Yellen cuando los ministros terminaron el primero de dos días de conversaciones. Aunque no tenía un número final para el paquete de ayuda esperado, Yellen dijo: “El mensaje fue que apoyamos a Ucrania. Vamos a reunir los recursos que necesitan”.

Sin embargo, Yellen advirtió que todo se suma a una “situación económica muy difícil”, con sanciones en curso contra Rusia que podrían generar algún retroceso para los EE. UU. y sus aliados, provocando una mayor inflación en todo el mundo. El riesgo de una alta inflación es que podría conducir a un crecimiento más lento y una recesión más amplia, una señal de que los eventos iniciados por la invasión de Ucrania por parte del presidente ruso, Vladimir Putin, podrían tener repercusiones mucho más allá de las líneas del frente de batalla.

Yellen tomó nota de “no solo las crisis de suministro que hemos tenido, sino que con la continuación de la guerra y la aplicación de sanciones, podemos enfrentar más riesgos inflacionarios para la economía global”.

Agregó que los líderes financieros de las principales economías no planean ajustar las metas de inflación que los banqueros centrales usan como guía cuando ajustan la política monetaria para lograr una tasa de inflación específica.

Más allá de la alta inflación, los ministros de Finanzas reunidos en Koenigswinter, Alemania, enfrentan una crisis de refugiados, la inseguridad alimentaria exacerbada por la guerra, el cambio climático y las ramificaciones de una pandemia de varios años.

El ministro de Finanzas alemán, Christian Lindner, el anfitrión de la reunión, dijo a los periodistas antes de la reunión que Ucrania probablemente necesitará “una cantidad de miles de millones de euros de dos dígitos” en los próximos meses.

Más tarde ese día, Lindner dijo que los ministros de finanzas y los jefes de los bancos centrales escucharon un discurso virtual del ministro de finanzas de Ucrania, Serhiy Marchenko, y el primer ministro, Denys Shmyhal, quienes participaron por enlace de video. Después de la reunión, Shmyhal tuiteó: “A pesar de los esfuerzos de Rusia por destruir nuestra economía, ¡juntos venceremos!”.

Lindner dijo a los periodistas: “Actualmente estamos recaudando las diversas promesas de ayuda de liquidez directa”. Dijo que Alemania prometió 1.000 millones de euros en subvenciones y esperaba “más avances” durante la reunión.

Mientras los ministros de finanzas se reunían en Alemania, EE. UU. aprobó abrumadoramente su propia infusión de 40.000 millones de dólares en ayuda militar y económica para Ucrania y sus aliados.

Los funcionarios de finanzas también estaban discutiendo otros temas, como el aumento de los precios al consumidor.

(12 , 7)