Redacción MX Político.- El mercado ferroviario de alta velocidad de España se está calentando con un nuevo operador que comenzó los servicios de pasajeros el viernes, lo que convierte al país en el primero de Europa con tres jugadores en el sector.

Los recién llegados han hecho bajar los precios y aumentado el tráfico en la red de alta velocidad, que con unos 4.000 kilómetros (2.500 millas) es la segunda más larga del mundo después de la de China.

España, una nación de alrededor de 47 millones de personas, es el segundo destino turístico más popular del mundo después de Francia.

El operador privado Iryo, que es propiedad en un 45 por ciento de la italiana Trenitalia, realizó un viaje inaugural el lunes desde Madrid a Valencia en la costa mediterránea de España.

Comenzará los servicios de pasajeros el viernes con 16 viajes diarios de ida y vuelta entre Madrid y Barcelona, ​​las dos ciudades más grandes de España, separadas por 500 kilómetros (300 millas).

Iryo competirá con la firma de la ferroviaria francesa SNCF en el país, Ouigo, que opera desde mayo de 2021, y con el operador ferroviario estatal español Renfe, que abrió su primer servicio de alta velocidad en 1992.

La llegada de un tercer operador es un “paso histórico” y “novedoso” en Europa, dijo Carlos Lerida, experto en transporte ferroviario de la Universidad Autónoma de Madrid.

“Hasta ahora ninguna red ferroviaria de alta velocidad ha operado con tres competidores. España podría servir de modelo”, dijo a la AFP.

Iryo, que inicia sus operaciones en España con 20 trenes, ampliará a mediados de diciembre sus servicios para incluir una ruta Madrid-Valencia.

‘Democratizar la alta velocidad’

En marzo de 2023 comenzará a operar trenes desde Madrid a Sevilla y Málaga en la región suroeste de Andalucía.

Ouigo ya opera trenes a lo largo de las rutas Madrid-Barcelona y Madrid-Valencia y planea iniciar los servicios al puerto mediterráneo de Alicante, así como a Andalucía el próximo año.

El operador estatal de infraestructuras ferroviarias de España, Adif, otorgó en 2019 contratos que permiten a las empresas operar en estas rutas durante 10 años.

El gobierno del primer ministro socialista Pedro Sánchez está interesado en bajar los precios de los boletos de los trenes bala para hacer un mayor uso de la red ferroviaria de alta velocidad.

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, dijo el lunes que quiere extender la competencia a otras rutas de alta velocidad, como la de Madrid a la región noroeste de Galicia, así como a la región norte de Asturias.

El mes pasado, dijo que una mayor competencia “democratizará los viajes en tren de alta velocidad” y calificó de “revolucionario” el modelo español para el sector.

Renfe respondió a la llegada de Ouigo en mayo de 2021 con la puesta en marcha de un servicio de tren bala de bajo coste denominado Avlo.

La compañía también ha renovado su flota de trenes y mejorado el servicio que ofrece a los viajeros en sus viajes.

Renfe tiene una venta de asientos que ofrece el viaje entre Madrid y Barcelona por tan solo siete euros.

(8 , 8)