El pasado miércoles, un ex funcionario que formaba parte del gabinete de Donald Trump interpuso una demanda en contra de la comisión del Congreso de Estados Unidos por desacato al negarse a testificar en su investigación sobre el asalto al Capitolio del seis de enero.

Nancy Pelosi, líder demócrata de la Cámara de Representantes, en conjunto con otros nueve integrantes parlamentarios se encuentran eleborando un informe completo de la revuelta en la que participaron miles de partidarios de Trump, así lo mencionó Mark Meadows.

La demanda desafía la legalidad de la citación, que Meadows calificó de “indebidamente gravosa”, a la vez que pidió a un tribunal del distrito de Washington anularla.

El pasado mes, no asistió a un primer llamado de la comisión parlamentaria el ex secretario general de la Casa Blanca, quien es considerado como un testigo clave del rol jugado por Trump en los esfuerzos por cambiar los resultados de las elecciones y el proceso democrático.

Inicialmente, rechazó una citación a declarar y llegó a un acuerdo para presentarse personalmente, antes de volver a dar marcha atrás.

En respuesta, el panel de representantes escribió a Meadows el martes que no quedaba otra opción que adelantar un procedimiento penal por desacato en su contra.

Agregó la notificación al registro información de miles de artículos de correspondencia y otros documentos que Meadows ya había entregado voluntariamente.

Los documentos incluyen un texto del seis de noviembre de 2020 enviado a un miembro del Congreso en el que Meadows habría dicho “me encanta” en una discusión sobre un plan para privar de sus derechos a millones de votantes en un intento por anular la victoria de Joe Biden en las presidenciales.

Si el panel de representantes decide continuar, es probable que se reúna en los próximos días a votar la aprobación del desacato en el caso de Meadows.

Bajo el control demócrata, la Cámara de Representantes podría remitir el caso al Departamento de Justicia y levantar cargos.

Por el momento no hay una fecha para esta votación, pero de ser declarado culpable, Meadows enfrentaría hasta 12 meses de cárcel, aunque es más probable que reciba una cuantiosa multa.

(7 , 1)