Redacción MX Político.- Estados Unidos ganó este viernes (10.12.2021) un recurso ante el Tribunal de Apelación de Londres contra un fallo del pasado enero que había denegado la extradición del activista de WikiLeaks Julian Assange a ese país por riesgo de suicidio. Washington quiere juzgar al activista por la difusión de cientos de miles de documentos clasificados y, con este triunfo legal, allana el camino de cara a conseguir su objetivo.

Los jueces de este tribunal londinense concluyeron que el Gobierno estadounidense ha ofrecido suficientes garantías de que Assange recibirá el trato adecuado para proteger su salud mental, luego de que los abogados norteamericanos prometieran que no se mantendrá a Assange en aislamiento punitivo, y dictaron que puede ser extraditado. 

“El tribunal admite el recurso”, se limitó a decir el juez Timothy Holroyde ante una sala abarrotada por la fuerte expectación mediática del caso. Una magistrada de primera instancia consideró en enero que Assange corría riesgo de suicidio si era extraditado, pero ahora el caso deberá ser analizado de nuevo. La pareja de Assange, Stella Moris, dijo que el equipo legal del activista australiano apelará “tan pronto como sea posible” a la decisión del Tribunal de Apelación. 

Larga batalla legal

Al eliminarse la imposibilidad de extradición por riesgo de suicidio, se abre la puerta para que Estados Unidos vuelva a pedir la entrega del fundador de WikiLeaks, de 50 años, en una fecha por determinar. Sin embargo, es importante señalar que sea lo que sea que suceda en esa instancia, la batalla legal no terminará ahí. Quien pierda, sea Estados Unidos o Assange, podrá solicitar la intervención del Tribunal Supremo británico.

WikiLeaks ha dicho que Estados Unidos quiere juzgar al periodista por “publicar información verídica que revela los crímenes cometidos por el gobierno estadounidense en el campo de detención de Guantánamo, Irak y Afganistán, y los detalles de las torturas de la CIA”. Si es extraditado, juzgado y condenado, Assange -al que EE.UU. considera un pirata informático- podría ser encarcelado a un máximo de 175 años de cárcel, aunque la sentencia exacta es difícil de calcular y podría ser más corta. 

Assange está recluido en la prisión de alta seguridad de Belmarsh, cerca de Londres, desde que el 11 de abril de 2019 fue detenido por sorpresa dentro de la legación ecuatoriana después que el entonces presidente Lenin Moreno le retirase el asilo concedido por su predecesor, Rafael Correa.

jpob

(10 , 1)