Redacción, Noticias MX Político.-    El juez Emmet Sullivan, de la Corte Federal del Distrito de Columbia (Washington, D.C.), ordenó eliminar el Título 42 instrumentado por el expresidente Donald Trump para deportaciones rápidas de inmigrantes extranjeros debido a la pandemia de covid-19.

El fallo del juez restablece técnicamente todas las leyes anuladas por Trump para que inmigrantes de otros países presenten solicitudes de asilo por cualquier razón, ingresando a Estados Unidos por sus fronteras terrestres; principalmente por la del sur, que colinda con México.

Según Proceso, al arranque de la pandemia de covid-19,Trump instrumentó el Título 42 ordenando a los agentes de inmigración cerrar el ingreso de migrantes solicitando asilo como medida preventiva para evitar contagios del letal virus, que continúa causando estragos a nivel mundial.

Grupos defensores de derechos humanos y de los inmigrantes calificaron la orden de Trump como una medida discriminatoria y violatoria de los acuerdos internacional firmados por Estados Unidos con respecto a las solicitudes de asilo por razones humanitarias.

Con el Título 42 en vigor, migrantes procedentes sobre todo de Centro América, Venezuela y Cuba que entraron como indocumentados a garitas fronterizas de Estados Unidos fueron inmediatamente regresados a México a esperar otra oportunidad para hacerlo.

Bajo amenazas de imponer aranceles a las exportaciones mexicanas a Estados Unidos, Trump logró que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador aceptara a los migrantes deportados bajo el Título 42 con el programa conocido como Quédate en México.

La orden del juez Sullivan entra en vigor inmediatamente, lo que ya de entrada provocará que decenas de miles de migrantes intenten presentar sus solicitudes de asilo en puestos migratorios estadunidenses colindantes con México, lo que augura atorones, atrasos y caos.

Desde su llegada a la presidencia de Estados Unidos el 20 de enero de 2021, Biden instrumentó actos ejecutivos para desmantelar las acciones antimigratorias que Trump puso en vigor y prometió restablecer y acelerar el proceso de análisis de peticiones de asilo.

Con el Título 42 el inmigrante que tuviese suerte para presentar su petición tendría que aguardar en México de seis meses hasta cinco años o el tiempo que tardara una Corte federal de inmigración para determinar si le otorgaba o negaba el asilo.

La decisión del magistrado Sullivan permitiría que a los migrantes que se les acepte la solicitud de asilo y que esta sea justificable, permanezcan en Estados Unidos mientras se resuelva su caso, ya sea viviendo con un familiar o en centros de refugio, y ya no de detención.

Una de las promesas de Biden fue agilizar o reducir el periodo de tiempo que tiene que esperar un solicitante de asilo por razones humanitarias, dando la potestad a agentes de inmigración para ponderar si los pedidos que reciban tienen justificación o validez para lo que buscan.

JAM

(6 , 6)