El presidente brasileño Jair Bolsonaro, internado en un hospital desde el miércoles por una obstrucción intestinal, “continúa evolucionando satisfactoriamente” y podría recibir el alta “en los próximos días”, informaron este sábado sus médicos.

“Durante el día, se le ofrecerá una dieta cremosa no fermentativa. Si tiene una buena aceptación, el equipo médico decidirá el alta en los próximos días”, señala el boletín emitido por el hospital privado Vila Nova Star.

Bolsonaro, de 66 años, fue hospitalizado de emergencia el miércoles en Brasilia para investigar las causas de un dolor abdominal agudo y un hipo persistente, que ya duraba más de diez días. Posteriormente, sus médicos decidieron trasladarlo a Sao Paulo para más evaluaciones.

Tras la puñalada que recibió en el abdomen durante su campaña presidencial en 2018, Bolsonaro fue sometido a cuatro cirugías abdominales que crearon un cuadro en su salud más vulnerable a sufrir adherencias en el intestino, explicó el jefe del equipo médico, el cirujano Antonio Macedo, en entrevista con el diario O Globo.

(6 , 6)