Redacción MX Político. – Un hospital israelí administró la cuarta dosis de la vacuna COVID-19 el lunes a un grupo de prueba, mientras el país considera autorizar la medida para poblaciones vulnerables es un intento más por superar un aumento en las infecciones impulsadas por la variante ómicron.

El estudio del Centro Médico Sheba en Ramat Gan, “se centrará en la eficacia de la vacuna en la producción de anticuerpos y la seguridad, con el fin de saber si se necesita una cuarta vacuna en general”, dijo un portavoz.

El Ministerio de Salud recomendó la semana pasada que Israel se convierta en el primer país en ofrecer una cuarta dosis de vacuna a los mayores de 60 años, a los que sufren de sistemas inmunitarios comprometidos y a los trabajadores médicos.

Para esta cuarta dosis se espera la aprobación final del director general del ministerio, Nachman Ash, la cual se tomará sin la intervención del Gobierno.

Dada la preocupación por la falta de datos de las pruebas, Ash puede modificar los criterios de elegibilidad elevando el umbral de edad a 70 años y eliminando a los trabajadores médicos de la lista, dijeron medios israelíes.

El Ministerio de Salud no ha confirmado ni negado eso, ni ha dicho cuándo se debe tomar la decisión de Ash.

 El 63% de la población de 9,4 millones de habitantes de Israel ha recibido las dos primeras dosis de vacuna, Casi el 45% también ha recibido una tercera dosis o vacuna de refuerzo.

Israel fue uno de los principales países en implementar las vacunas iniciales hace un año y se convirtió en uno de los primeros en observar que la inmunidad disminuyó con el tiempo, respondiendo con un programa de refuerzo.

KC

(12 , 1)