El jueves pasado fue aprobada por el Senado brasileño una iniciativa que fija medidas de protección y beneficios para repartidores de plataformas de delivery durante la emergencia sanitaria por la pandemia del Covid-19.

En abril del 2020 había sido presentada la propuesta, pero fue el primero de diciembre del año en curso que la Cámara de Diputados le dio el visto bueno.

Para que la iniciativa se vuelva ley se necesita que el mandatario brasileño Jair Bolsonaro la sancione.

El texto prevé la contratación por parte de la empresa de un seguro contra accidentes para cubrir al trabajador en caso de cualquier evento durante las entregas.

Asimismo dispone que la compañía garantice el uso de instalaciones sanitarias a los trabajadores y acceso a agua potable.

También se establece que el empleado apartado por contagio de Covid-19 (con un test PCR positivo o certificado médico) reciba una ayuda financiera durante 15 días de parte de la empresa. Lo que equivaldría a los tres últimos pagos mensuales recibidos por el trabajador, el cual podrá ser prorrogado por otras dos quincenas.

A parte de la ayuda financiera, la empresa deberá abastecer a su empleado con máscaras, alcohol en gel, entre otros productos de higiene.

El senador Randolfe Rodrigues, relator del proyecto, citado en el sitio Agencia Senado mencionó que “la emergencia sanitaria (…) demanda una acción decisiva para adecuar la institucionalidad actual a las necesidades sociales derivadas de la condición de excepcionalidad sanitaria”.

Cabe destacar que las modificaciones sólo rigen durante la emergencia sanitaria.

El senador comentó que la aprobación es “un avance importante” para promover un debate más amplio en el futuro sobre los derechos de los trabajadores de la nueva economía de las plataformas de servicios.

(9 , 1)