El jueves (13/01/22) Francia tuvo una importante manifestación hecha por los profesores de dicha nación, pues se mostraron cansados de la gestión gubernamental de la crisis sanitaria, a tres meses de las elecciones presidenciales.

De acuerdo con la información emitida por el Ministerio de Interior, en diferentes puntos de la nación francesa se registraon alrededor de 136 movilizaciones, unas 77 mil 500 personas se manifestaron en todo el país, 8 mil 200 de ellas en París.

Guislaine David, líder del sindicato de maestros mayoritario en primaria, Snuipp-FSU comentó que lo que se estuvo expresando fue el enfado, pues dijo que existe un sentimiento real de frustración y el gobierno tiene que darse cuenta de ello.

Tras el regreso a clases. el pasado 3 de enero, el gobierno anunció hasta tres protocolos diferentes en las escuelas, exasperando a los maestros y recabando críticas de la oposición.

“Estamos en el 30º protocolo desde el comienzo de la crisis sanitaria”, lamentó Vanessa Cognet, directora de una pequeña escuela rural en Châteldon, denunciando que las nuevas instrucciones llegan un día antes de su puesta en aplicación, tarde en la noche.

Cabe mencionar que el lunes por la noche, Jean Castex, el primer ministro dio a conocer el más reciente protocolo, un poco más flexible a fin de calmar los ánimos, no obstante los maestros mantuvieron la huelga, con el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, en la mira.

Pues cuando hay un caso positivo de coronavirus en el aula, el resto de los estudiantes deben realizarse hasta tres pruebas en casa para continuar asistiendo al colegio, sin necesidad de someterse a una primera prueba de antígenos o PCR como previamente.

Estás medidas ocasionaron largas filas hechas por los padres en farmacias que en muchos casos abandonaron su trabajo para someter a una prueba a sus hijos, a fin de que pudieran regresar al día siguiente a clase en caso de dar negativo.

La semana pasada, alrededor de 12 millones de pruebas diagnóstico se realizaron, el aumento más significativo fue en el grupo de menores de 16 años, que pasó de 1 a 3 millones de media.

Cabe destacar que está huelga podría afectar la imagen del presidente francés, Emmanuel Macron, el cual no ha confirmado todavía su esperada candidatura a la elección presidencial de abril y cuya estrategia pasa por mantener abiertas las escuelas durante la pandemia.

(9 , 9)