El miércoles pasado, un juzgado de El Salvador le ordenó al ex mandatario salvadoreño encarcelado Elías Antonio Saca que regresara los 6 millones de dólares desviados y que fueron donados al país por Taiwán.

La Fiscalía General de la República dio a conocer que el Juzgado Segundo de Instrucción de San Salvador también condenó a Gerardo Balzaretti y Juan Tennant Wright, ex colaboradores de Saca, a devolver al Estado dos millones de dólares cada uno.

“Causaron un daño al Estado de El Salvador puesto (…) que ese dinero venía destinado para obras sociales”, mencionó uno de los fiscales encargados del caso.

La Fiscalía expuso que el ex mandatario salvadoreño junto con sus dos colaboradores son acusados de desviar 10 millones de dólares que Taiwán otorgó a El Salvador entre octubre de 2003 y abril de 2004 para realizar cuatro proyectos que no fueron ingresados ni registrados.

Por lo que en agosto, la dependencia le pidió al Juzgado Segundo de Instrucción que tanto Saca como sus dos colaboradores fueran exonerados del delito de lavado de dinero por prescripción.

A su vez, se le fue pedido a ese mismo juzgado que siguiera el juicio civil para recuperar los fondos donados por Taiwán.

Con relación a la donación millonaria de Taiwán, la Fiscalía realizó en julio una serie de embargos en contra del derechista partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), que usó una parte del dinero.

Por lavado de dinero y otros actos de corrupción, el expresidente de El Salvador se encuentra desde el 2018 cumpliendo una condena de 10 años en prisión.

(4 , 4)