Por el aumento de casos de Covid-19 en Europa, el Departamento de Estado de Estados Unidos ha recomendado a sus habitantes no viajar a Alemania y Dinamarca.

La advertencia del gobierno estadounidense es de nivel 4, el grado más alto, y en ella desaconseja el viaje a ambos países europeos debido a “un nivel muy alto de Covid” en Alemania.

Asimismo se alertó a los eventuales viajeros que “existen restricciones que afectan la entrada de ciudadanos estadounidenses a Dinamarca”.

Europa a sufrido un alza en los contagios debido a la lenta aceptación de la vacuna en algunas naciones, la variante Delta altamente contagiosa y el clima demasiado frío que hace que las personas vuelvan a entrar en interiores.

En la nación alemana solo el 68% de la población está totalmente vacunada. El país ha instado a todos los adultos vacunados a recibir una dosis de refuerzo para combatir la disminución de la eficacia de la vacuna después de seis meses.

Jens Spahn, ministro de Salud alemán mencionó, “probablemente para fines de este invierno (boreal), como a veces se dice cínicamente, casi todos en Alemania estarán vacunados, curados o muertos” con el fin de incitar a la población a que se vacunen.

Por su parte, Angela Merkel, la canciller alemana advirtió que las actuales restricciones del Covid-19 en Alemania, incluida la prohibición de que los no vacunados entren en ciertos espacios públicos, “no son suficientes”.

Al haber un incremento en las hospitalizaciones, las zonas más afectadas de Alemania han ordenado nuevos cierres, incluido el de los tradicionales mercados navideños.

(9 , 9)