Redacción MX Político-. El gobernador de Kentucky, Andy Beshear, señaló que los daños generalizados están haciendo que los esfuerzos de rescate sean un desafío en su estado después de que los tornados arrasaran la región hace dos días.

“Tengo pueblos que han desaparecido”, dijo Beshear en el programa “State of the Union” de CNN. “La ciudad natal de mi padre, Paxton, no está en pie. Es difícil de describir”.

La devastación se extiende a lo largo de una docena de manzanas y hay mucha gente sin electricidad, dijo.

“Uno cree que puede ir de puerta en puerta para comprobar si la gente está bien, pero no hay puertas. La pregunta es si hay personas entre los escombros de miles y miles de estructuras”, agrego. “Es devastador”.

“La ciudad natal de mi padre, Paxton, no está en pie. Es difícil de describir”

“Este ha sido el tornado más mortífero que hemos tenido. Creo que va a ser la ola de tornados más persistente y mortal de la historia de Estados Unidos”, indicó.

Dijo que al menos 56 mil hogares estaban sin electricidad. Beshear no pudo proporcionar un número de personas en su estado que reportadas como desaparecidas. Dijo que en la ciudad natal de su familia, Dawson Springs, de 2 mil 700 habitantes, la lista de desaparecidos llegaba a ocho páginas, a un solo espacio.

El gobernador se refirió además a la fábrica de velas de Mayfield, una nave industrial en la que había unas 110 personas trabajando cuando llegó el tornado y que quedó totalmente arrasada. Beshear explicó que se rescató a unas 40 personas, pero podría no haber más rescates con vida.

“Este ha sido el tornado más mortífero que hemos tenido. Creo que va a ser la ola de tornados más persistente y mortal de la historia de Estados Unidos”

“No estoy seguro de si habrá más rescates. Rezo por ello. Sería un milagro increíblemente bienvenido, pero desde las .30 horas de ayer no hemos conseguido localizar a ninguna persona con vida”, mencionó.

Deanne Criswell, administradora de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias de Estados Unidos, dijo a CNN que los esfuerzos de rescate continúan en toda la región y que todavía hay esperanza de encontrar sobrevivientes.

KC

(16 , 1)