Con algunas excepciones para niños y para algunos ciudadanos de países con insuficiente acceso a vacunas, a partir del 8 de noviembre entrarán en vigor las nuevas reglas que tendrán que cumplir los viajeros que deseen entrar vía aérea a Estados Unidos.

La nueva regla implica que los extranjeros que viajen vía aérea a Estados Unidos deberán contar con el esquema completo de vacunación contra el Covid-19. Además, de someterse a una prueba dentro de los tres días antes del vuelo y mostrar el resultado al embarcar, junto a su prueba de vacunación.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos destacó, “esta política prioriza la salud pública, al proteger a los ciudadanos y los residentes de Estados Unidos, así como a las personas que nos visitan. Considerando que antepone la salud pública a otras prioridades, las excepciones a esta política serán sumamente limitadas: incluirán a menores de 18 años y ciertas personas en países donde las vacunas todavía no son fácilmente accesibles”.

Con el fin de continuar reforzando las protecciones, los viajeros no vacunados (ya sean ciudadanos estadounidenses, residentes legales permanentes (RLP) o el número reducido de ciudadanos extranjeros no vacunados que están exceptuados) deberán someterse a una prueba durante el día previo a la fecha de salida.

La nueva política permitirá que se reanuden los viajes internacionales regulares para quienes tengan esquema de vacunación completa. Los familiares y amigos podrán volver a verse, y los turistas podrán visitar nuestros parques nacionales y lugares emblemáticos. La política contribuirá a impulsar la recuperación económica en Estados Unidos y nos complace anticipar que entrará en vigor el 8 de noviembre.

(9 , 1)