Redacción MX Político.- Ayer, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, rechazó las acusaciones de cohecho que se realizaron hacia su gobierno por la compra de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por India, la Covaxin, afirmando que no hace entrevistas ni responde a las preguntas de los “idiotas”.

“Para tristeza de unos pocos, el gobierno está cumpliendo dos años y medio sin un solo cargo de corrupción. No tiene sentido inventar una vacuna, porque no hemos recibido ni una sola dosis de la que se está hablando en la prensa”, lo citó Europapress. 

La semana pasada, Folha de Sao Paulo reveló sobre la “inusual presión” que habría sufrido un trabajador del Ministerio de Salud para adelantar la compra de Covaxin, lo que abrió una nueva línea de estudio por parte de la Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) por, además, posibles sobreprecios en la adquisición de esta vacuna india contra el coronavirus.

(2 , 1)