De acuerdo con la última ‘Actualización de la situación epidemiológica de las variantes de SARS-CoV-2 en España’, en Madrid y Canarias, la reciente mutación del coronavirus (ómicron) ya es la dominante, pues supone el 55.4% y 54.8% respectivamente de los contagios en la semana del 13 al 19 de diciembre.

Durante esa semana, ómicron representaba el 20.5% de las muestras analizadas por Sanidad en toda España. Concretamente, supone el 35.21% de los contagios País Vasco, el 34% en Castilla-La Mancha, el 28.8 en Extremadura, el 28.4 en Navarra, el 23% en Comunidad Valenciana, el 21% en Galicia, el 20.3% en Cantabria y el 20% en Cataluña, así se dio a conocer en el informe emitido por el Ministerio de Sanidad español.

La lista concluye con el 3.1% en Andalucía. Tanto en Andalucía como en Aragón, Baleares, Cantabria, Castilla y León, Cataluña y Galicia la variante Delta sigue siendo la predominante, pues representa más del 75% de las secuenciaciones.

El Ministerio señaló “en España se ha pasado muy rápidamente de detectar los primeros casos asociados a viajeros procedentes del sur de África a detectar casos ligados a transmisión comunitaria y a constatar un rápido crecimiento en los sistemas de vigilancia basados en secuenciación y PCR específica de muestras aleatorias”.

Los especialistas han alegado que la expansión de ómicron está siendo “rápida en numerosos países en todo el mundo”. “Transmisión comunitaria y rápido ritmo de crecimiento en varios países europeos. En España se detecta también un rápido crecimiento en las últimas semanas”.

Asimismo, sanidad apunta que “los datos son todavía muy escasos para determinar el verdadero impacto de la variante ómicron en las características epidemiológicas de la infección pero los estudios preliminares apuntan a una mayor transmisibilidad y un mayor escape inmune”. “Todavía existe un alto nivel de incertidumbre en cuanto a posibles cambios en la gravedad de los casos”.

(6 , 1)