Alemania se encuentra sufriendo los estragos que ha provocado la tormenta “Ylenia”. Una ola gigante impactó al ferry que navegaba por el río Elba, en Hamburgo, misma que destrozó los vidrios frontales de la embarcación e hirió a una persona; los vientos y las marejadas alcanzan hasta los 150 kilómetros por hora.

Marcel Dirsus, hombre que compartió un video que deja ver el momento en que la ola impactó el ferry, señaló que no hubo heridos graves y el ferry regresó al puerto.

Sobre viviendas y cables cayeron árboles. También vuelos y viajes por tren fueron cancelados. En estados como Renania del Noete-Wesrfalia, el más poblado del país, los colegios han cerrado sus puertas por precaución.

En Baviera, la caída de los árboles sobre el tendido eléctrico dejó a más de 10 mil personas sin servicio.

En los recientes reportes se informó que por lo menos se han registrado 3 muertes: dos conductores de 37 años y otro de 55 después de que árboles cayeran sobre sus automóviles, uno cerca de Ban Bevensen, al sur de Hamburgo y otro en la región de Harz, al suroeste de Berlín.

Deutsche Bahn, empresa ferroviaria de Alemania suspendió los trayectos de larga distancia en 7 regiones del norte, a primera hora del jueves. El vocero de la empresa, Achim Stauss, dijo que las vías y los tendidos eléctricos sufrieron daños “considerables” y “los viajeros deberán soportar trastornos por mucho tiempo”.

Ludthansa y otras aereolíneas, cancelaron los vuelos por el paso de la tormenta “Ylenia”.

En Dinamarca, a los grandes barcos se les prohibió navegar en las aguas bajas del río Elba que conecta a Hamburgo con el mar a causa de los niveles elevados de agua en la costa del Mar del Norte.

Los meteorólogos advirtieron el pasado jueves que en el norte de Europa habría una serie de tormentas en estos días. Estas llegaron, derribaron árboles, tendidos de cables eléctricos, retrasos en los transportes, no solo en Alemania, sino en distintos países europeos.

En Holanda, Escocia y partes de Inglaterra se suspendieron los servicios de trenes por los fuertes vientos causados por la tormenta “Dudley”.

Schiphol aereopuerto de Ámsterdam advirtió que los vientos atrasarían la salida de vuelos; en Cracovia, Polonia, los fuertes vientos derribaron una grúa de construcción que cobró la vida de dos personas.

(6 , 1)