Por no autorizar una eventual iniciativa propuesta por Joe Biden para legalizar a 11 millones de indocumentados, el líder mexicano Andrés Manuel López Obrador, amenazaba con exhibir a los congresistas estadounidenses que no acataban la propuesta del mandatario estadounidense, no obstante, Justin Trudeau, primer ministro canadiense informó que mantendrá una reunión con dichos congresistas en Estados Unidos.

Tanto Trudeau como López Obrador arribaron a Washington el martes pasado, pues el día de hoy participarán en la Cumbre de Líderes de América del Norte encabezada por el presidente estadounidense Joe Biden.

A pesar de que AMLO juega un papel importante dentro de la evaluación de cualquier reforma migratoria, el presidente mexicano no tiene prevista ninguna reunión con los congresistas estadounidenses.

Sin embargo, el primer ministro canadiense se reunió con la presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, así como con los líderes de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, y de la minoría republicana, Mitch McConnell y la senadora demócrata Amy Klobuchar.

En la red social Twitter, Pelosi escribió, “Estados Unidos y Canadá tienen una relación robusta desde hace mucho tiempo, y Nueva York y Canadá comparten mucho más que una frontera. Estamos trabajando juntos para garantizar que nuestras políticas fronterizas no afecten a comunidades en la frontera canadiense, especialmente durante las fiestas”.

Por su parte, Obrador ha mencionado que Biden se comprometió a regularizar la situación de 11 millones de migrantes. “Ojalá haya unidad, pero si los legisladores de un partido bloquean esta iniciativa lo vamos a dar a conocer aquí, de que un partido y sus legisladores no ayudan a algo que es justo, humanitario”, añadió.

El mandatario mexicano tendrá un encuentro trilateral con Biden y Trudeau, así como reuniones bilaterales con cada uno de ellos, del mismo modo con la vicepresidenta Kamala Harris.

(7 , 7)