Redacción MX Político.- Corea del Norte disparó este jueves un misil balístico de tipo desconocido hacia el mar de Japón, apenas horas después de que la canciller norcoreana amenazara con “dar una respuesta más fiera” a los movimientos de EE.UU. para fortalecer su poder disuasor en la península coreana.

“Corea del Norte ha lanzado un misil balístico desconocido hacia el mar del Este (nombre que recibe el mar de Japón en las dos Coreas)”, informó el Estado Mayor Conjunto (JCS) surcoreano en un escueto comunicado.

Este lanzamiento coincide con la visita del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, a la vecina Corea del Sur y se produce después de que el régimen de Pyongyang disparara una treintenta de misiles a principio de noviembre en respuesta a unas grandes maniobras aéreas de Seúl y Washington, lo que ha incrementado la tensión en la región.

El ensayo llega además apenas horas después de que la titular de Exteriores norcoreana, Choe Son-hui, advirtiera con emprender acciones militares “más feroces” contra Estados Unidos y sus aliados a raíz del diálogo a tres bandas mantenido recientemente con Japón y Corea del Sur.

“Medidas decisivas”

El pasado domingo los líderes de los tres países, Yoon Suk-yeol, Fumio Kishida, y Joe Biden, acordaron tomar “medidas decisivas” para lograr la desnuclearización completa de Corea del Norte y exhibieron su compromiso de cara a la fortalecer la llamada “disuasión extendida”.

La disuasión ampliada o extendida consiste en el envío de activos estratégicos estadounidenses a la península coreana y su entorno de “manera coordinada y cuando sea necesario” en función de las acciones del régimen norteño.

Las palabras de Choe llegan después de que a principio de noviembre el régimen de Pionyang disparara una treintenta de misiles, una cifra récord, en respuesta a unas grandes maniobras aéreas de Seúl y Washington, lo que ha incrementado la aún más la tirantez en la región.

La tensión en la península está alcanzando cotas inéditas ante las repetidas pruebas de armas norcoreanas, las maniobras de los aliados y la posibilidad de que, tal y como indican los satélites, el régimen de Kim Jong-un ya esté listo para realizar su primera prueba nuclear desde 2017.

jpob

(6 , 6)