Redacción MX Político.- El valor del dólar estadounidense ha estado en alza durante más de un año frente a todo, desde la libra esterlina al otro lado del Atlántico hasta el won surcoreano al otro lado del Pacífico.

Después de subir nuevamente el viernes, el dólar está cerca de su nivel más alto en más de dos décadas frente a un índice clave que mide seis monedas principales, incluidos el euro y el yen japonés. Muchos inversores profesionales no esperan que desaparezca pronto.

El alza del dólar afecta a casi todos, incluso a aquellos que nunca saldrán de las fronteras de Estados Unidos. Aquí hay un vistazo a lo que está impulsando al dólar estadounidense y lo que puede significar para los inversores y los hogares:

¿QUÉ SIGNIFICA DECIR QUE EL DÓLAR ES MÁS FUERTE?

Esencialmente, que un dólar puede comprar más de otra moneda que antes.

Considere el yen japonés. Hace un año, $1 podía costar un poco menos de 110 yenes. Ahora, puede comprar 143. Eso es aproximadamente un 30% más y uno de los mayores movimientos que ha hecho el dólar estadounidense frente a otra moneda.

Los valores de las divisas cambian constantemente entre sí a medida que los bancos, las empresas y los comerciantes las compran y las venden en zonas horarias de todo el mundo.

El índice del dólar estadounidense, que mide el dólar frente al euro, el yen y otras monedas importantes, ha subido más del 14 % este año. La ganancia parece aún más impresionante en comparación con otras inversiones, la mayoría de las cuales han tenido un año pésimo. Las acciones estadounidenses han bajado más del 19 %, el bitcoin se ha reducido a más de la mitad y el oro ha perdido más del 7 %.

¿POR QUÉ SE FORTALECE EL DÓLAR?

Porque a la economía estadounidense le está yendo mejor que a otros.

Aunque la inflación es alta, el mercado laboral de EE. UU. se ha mantenido notablemente sólido. Y otras áreas de la economía, como el sector de servicios, han sido resistentes.

Eso ayudó a compensar las preocupaciones sobre la desaceleración de la industria de la vivienda y otras partes de la economía que funcionan mejor cuando las tasas de interés son bajas. Eso, a su vez, hace que los operadores esperen que la Reserva Federal cumpla con su promesa de seguir aumentando drásticamente las tasas de interés y mantenerlas allí por un tiempo, con la esperanza de derribar la peor inflación en 40 años.

Tales expectativas han ayudado a que el rendimiento de un bono del Tesoro a 10 años se duplique con creces a 3,44% desde aproximadamente 1,33% hace un año.

(9 , 9)