Redacción, noticias MX Político.-   Brasil registró 170 muertes y 8 mil 838 casos de Covid-19 este fin de semana, en el que Río de Janeiro se sumó a la veintena de capitales regionales que han cancelado las fiestas de fin de año por temor a la variante Ómicron, de la que se han notificado seis positivos en el país, todos con síntomas leves.

De acuerdo con el último boletín del Ministerio de Salud, el país acumula 22 mil 138 mil 247 contagios y 615 mil 570 fallecimientos asociados a la Covid-19 desde que se reportó el primer infectado con coronavirus en su territorio, el 26 de febrero de 2020.

La pandemia se desaceleró de forma sostenida desde junio pasado gracias al avance de la campaña de vacunación y, actualmente, se encuentra en una fase estable, con una media diaria de unos 200 decesos y 9 mil infectados durante la última semana.

La irrupción de la variante Ómicron ha vuelto a poner en alerta a los gobiernos regionales y municipales brasileños, que se han visto obligados a cancelar las fiestas de fin de año para evitar un nuevo repunte de la pandemia.

La última ciudad en sumarse a esa corriente fue Río de Janeiro, la más turística del país. Con ella, al menos 22 capitales regionales del país -de un total de 27- han decidido no organizar ningún tipo de evento público o conciertos para recibir al 2022, entre ellas Sao Paulo, la urbe más poblada.

Brasil ha registrado, hasta el momento, seis casos de la nueva variante del coronavirus, que fue notificado por primera vez en Sudáfrica el pasado 25 de noviembre y que todo apunta que es más transmisible que sus predecesoras.

Los tres primeros infectados se reportaron en Sao Paulo, que además fueron los primeros en Latinoamérica; ha habido otros dos en el Distrito Federal de Brasilia; y el pasado viernes se confirmó el sexto en Rio Grande do Sul, estado fronterizo con Argentina y Uruguay.

Según el Ministerio de Salud, todos los pacientes infectados con la nueva variante ya están vacunados y presentan “síntomas leves”.

(21 , 1)