Redacción MX Político.- El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, reconoció este sábado que las “tensiones” entre la potencia norteamericana y China “están creciendo”, pero defendió que en momentos de crisis es especialmente importante “mantener el diálogo” y dejar “las puertas abiertas para la diplomacia”. Esto, en plena escalada diplomática tras la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos a Taiwán.

En una rueda de prensa en Manila (Filipinas), en el marco de su viaje por Asia, Blinken afirmó que su país y el mundo tienen “un especial interés” en mantener la diplomacia y aseguró que Estados Unidos ha conservado “múltiples conversaciones” con China, en momentos en que el mundo observa los ejercicios militares chinos cerca de la isla gobernada por Taipéi, ejercicios expuestos como reacción a la visita a la capital taiwanesa de Nancy Pelosi.

“Creo que mantener el diálogo es incluso más importante cuando las tensiones entre ambos países van en aumento y otras naciones esperan que mantengamos el diálogo”, sostuvo Blinken, que destacó que tuvo una extensa charla con el ministro de Exteriores de China, Wang Yi, y que igualmente se produjeron “múltiples conversaciones” entre el presidente estadounidense, Joe Biden, y su homólogo chino, Xi Jinping.

Pacto “inquebrantable”

“Estados Unidos no cree que sea del interés de Taiwán, de la región o de nuestra propia seguridad nacional escalar la situación. Le transmití eso directamente a Wang Yi ayer”, dijo. “Las maniobras militares de China, incluyendo el lanzamiento de once misiles, cinco de ellos cayendo en aguas territoriales de Japón, es una reacción desproporcionada a la visita pacífica de Estados Unidos a Taiwán”, aseguró Blinken.

Esta misma jornada, el secretario estadounidense se reunió con el nuevo presidente de Filipinas, Ferdinand Marcos Jr, y elogió la “fuerte” alianza entre ambos países.

Estados Unidos y Filipinas mantienen un pacto de seguridad que permite al ejército estadounidense acceder y almacenar material militar en determinadas bases del país. Además, Washington apoya su antigua colonia en los contenciosos territoriales que la oponen a Pekín en el mar de la China Meridional.

El compromiso de Washington con el pacto de defensa mutua es “inquebrantable”, dijo Blinken a los periodistas. “Siempre estamos al lado de nuestros socios. Es importante recalcarlo por lo que está ocurriendo al norte de aquí, en el estrecho de Taiwán”, sostuvo.

jpob

(11 , 11)