Redacción MX Político.- El tribunal más alto de Pensilvania desestimó la condena por agresión sexual a Bill Cosby y lo liberó de la prisión el miércoles en un sorprendente cambio de suerte para el comediante conocido como “El padre de América”, al dictaminar que el fiscal que presentó el caso estaba obligado por el acuerdo de su predecesor a no presentar cargos contra él.

Cosby, de 83 años, había cumplido casi tres años de una sentencia de tres a diez años después de ser declarado culpable de drogar y violar a la administradora de deportes de la Universidad de Temple, Andrea Constand, en su casa en los suburbios de Filadelfia en 2004. Fue la primera celebridad juzgada y condenada en el Era #MeToo.

La Corte Suprema de Pensilvania dijo el miércoles que el fiscal de distrito Kevin Steele, quien tomó la decisión de arrestar a Cosby, estaba obligado a cumplir con la promesa de su predecesor de no acusar a Cosby, aunque no había evidencia de que la promesa se hiciera por escrito.

El juez David Wecht, escribiendo para un tribunal dividido, dijo que Cosby se había basado en la decisión del exfiscal de distrito de no presentar cargos contra él cuando el comediante dio su testimonio potencialmente incriminatorio en el caso civil de Constand.

El tribunal calificó el arresto posterior de Cosby como “una afrenta a la equidad fundamental, particularmente cuando da como resultado un proceso penal que fue cancelado durante más de una década”.

Los jueces dijeron que anular la condena y prohibir cualquier enjuiciamiento posterior “es el único remedio que cumple con las expectativas razonables de la sociedad de sus fiscales electos y nuestro sistema de justicia penal”.

Fue liberado de inmediato de la prisión estatal en los suburbios del condado de Montgomery y regresó a su casa sin comentarios inmediatos.

Su abogada de apelaciones, Jennifer Bonjean, dijo que Cosby nunca debería haber sido procesado. “Los fiscales de distrito no pueden cambiarlo simplemente por su motivación política”, dijo.

En un comunicado, Steele dijo que Cosby quedó en libertad “por una cuestión de procedimiento que es irrelevante para los hechos del crimen”. Elogió a Constand por presentarse y agregó: “Mi esperanza es que esta decisión no obstaculice la denuncia de agresiones sexuales por parte de las víctimas. … Todavía creemos que nadie está por encima de la ley, incluidos los ricos, famosos y poderosos “.

Cuatro jueces de la Corte Suprema formaron la mayoría que falló a favor de Cosby, mientras que otros tres discreparon total o parcialmente.

(25 , 2)