Redacción, Noticias MX Político.  Joe Biden mantendrá este jueves su primera reunión desde que llegó a la Casa Blanca con su homólogo brasileño Jair Bolsonaro, una cita en el marco de la Cumbre de las Américas, donde el presidente estadounidense abogó por la unidad y el diálogo.

Una afirmación que podrá poner en práctica este jueves con el líder ultraderechista.

Inicialmente Bolsonaro era reticente a asistir a la Cumbre, pero un trajín diplomático y la oferta de un encuentro bilateral acabó convenciéndole.

Gran admirador del expresidente republicano estadounidense Donald Trump, Bolsonaro tiene poca afinidad con Biden y fue uno de los últimos líderes mundiales en reconocer su victoria electoral.

Las discrepancias entre ambos saltan a la vista: Brasil se mantiene neutral ante la guerra en Ucrania en la que Estados Unidos encabeza la movilización occidental y, al igual que Trump, ha agitado sin pruebas el fantasma de un posible fraude electoral en los comicios presidenciales de octubre en los que se medirá al izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva.

Este será uno de los temas que se abordarán en la reunión bilateral, en la que Biden mencionará la importancia de “elecciones abiertas, libres, justas, transparentes y democráticas”, afirmó el miércoles Jake Sullivan, asesor de Seguridad Nacional de Biden.

Los dos líderes tampoco se ponen de acuerdo sobre el cambio climático. Bolsonaro considera que Biden tiene una “obsesión por la cuestión ambiental” debido a las presiones para que Brasil combata activamente la deforestación de la Amazonía.

La novena Cumbre de las Américas se ve afectada por la ausencia de varios presidentes, incluido el mexicano Andrés Manuel López Obrador, descontento con la decisión de Washington de haber excluido a los gobiernos de Cuba, Nicaragua y Venezuela, a los que considera dictaduras.

El mandatario envió a su canciller, Marcelo Ebrard, pero este a su llegada calificó la exclusión de “error estratégico” y abogó por “refundar el orden interamericano”. “Es evidente que la OEA y su forma de actuar están agotados”, soltó, sobre la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Estados Unidos debe moverse con cuidado para no perder influencia en una región en la que China gana terreno y se ha convertido en el principal o segundo socio comercial de muchos países.

JAM

(17 , 17)