El presidente de EE.UU., Joe Biden, firmó este viernes una nueva orden ejecutiva destinada a luchar contra las prácticas anticompetitivas en la economía, y en particular, en la industria tecnológica. 

La amplia orden incluye 72 acciones y recomendaciones que involucran a más de una docena de agencias federales, y tiene como objetivo “abordar rápidamente algunos de los problemas de competencia más urgentes” en la economía estadounidense, según una hoja informativa de la Casa Blanca.

Las medidas pasan por restaurar las leyes de neutralidad de la red del período de Obama, aumentar el escrutinio de las fusiones en el sector tecnológico, prohibir o limitar los acuerdos de no competencia, establecer normas sobre vigilancia y recopilación de datos, bloquear los acuerdos de exclusividad entre propietarios y proveedores de banda ancha, prohibir las tarifas excesivas por cancelación anticipada de proveedores de servicios de Internet, entre otras iniciativas. 

El capitalismo sin competencia no es capitalismo. Es explotación”, manifestó el mandatario en la Casa Blanca en un discurso antes de firmar la directiva.

(3 , 1)