Hace unos días el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden declaró como obligatoria la vacunación contra el Covid-19 para todos los funcionarios federales y las empresas con más de cien empleados, tras este hecho, Arizona se ha revelado y el martes 14 de septiembre pesento una demanda en contra de la ya mencionada orden impuesta por el mandatario estadounidense.

El fiscal general de Arizona, Mark Brnovich, del Partido Republicano, anunció que formalizará la demanda contra lo que a su juicio es una acción “inconstitucional” del mandatario, del Partido Demócrata.

“El gobierno federal no puede obligar a la gente a vacunarse contra el Covid-19”, dijo Brnovich en un comunicado. “La administración Biden está de nuevo burlándose de nuestras leyes para imponer su agenda radical”, añadió.

El fiscal argumentó en la demanda que la obligatoriedad de las vacunas viola la Cláusula de Igualdad establecida en la 14ª enmienda de la Constitución, al “favorecer” a migrantes ingresados ilegalmente al país en detrimento de los ciudadanos estadounidenses.

Por tal motivo, Brnovich pidió a un tribunal que declare inconstitucional la obligatoriedad de la vacunación.

El fiscal no ha sido el único inconforme con la orden impuesta por Biden, pues también hay varios gobernadores republicanos que se han manifestado.

Al respecto, el presidente estadounidense de manera desafiante solo comentó: “Que lo hagan (demandar)”.

La medida que tiene a muchos inconformes obliga a todos los funcionarios federales a vacunarse, así como a las empresas con más de cien empleados. Las compañías podrían ser multadas si no cumplen con el mandato.

(4 , 4)