Después de visitar los puntos más afectados por las lluvias, la canciller alemana, Angela Merkel, prometió ayuda urgente a los damnificados por las inundaciones, cuyos efectos calificó de “surrealistas” y revela la necesidad de aplicar con “ambición y rapidez” la lucha contra el cambio climático.

A su vez, el ministro de Finanzas, Olaf Scholz, adelantó a medios de comunicación en Alemania que las autoridades podrían otorgar una “ayuda urgente” de 300 millones de euros para los ciudadanos afectados por las fuertes lluvias. En palabras del ministro, “Estamos ante una catástrofe de dimensiones hasta ahora desconocidas”. Por su parte, Angela Merkel insistió en que el panorama dejado por la fuerza de las inundaciones “escapa a las descripciones en palabras”.

Recordemos que la cifra de muertos por las inundaciones en Europa occidental superó las 188 personas, mientras que las tareas de rescate avanzan entre los escombros al retroceder las aguas en busca de los cientos de personas desaparecidas. En la zona afectada de Ahrweiler, en el estado alemán de Renania-Palatinado, la policía reportó 115 decesos y dijo que el número podría seguir subiendo. En el vecino estado de Renania del Norte-Westfalia, se confirmaron 46 decesos, incluidos cuatro bomberos. Bélgica confirmó 27 fallecidos. Una de las poblaciones más afectadas es Schuld, un pequeño pueblo germano, cuenta con alrededor de 700 habitantes, muchos de los cuales no han podido ser localizados.

(10 , 10)