La idea de aplicar una tercera dosis de refuerzo contra el Covid-19, a fin de contrarrestar el resurgimiento de la pandemia en el país fue defendida por Alemania y sus regiones.

Jens Spahn, el Ministro de Salud alemán comentó, “el gobierno federal y los gobiernos regionales están de acuerdo para que cada persona que haya recibido su segunda dosis de la vacuna hace seis meses o más pueda tener un refuerzo”.

De acuerdo con el ministro, los adultos mayores, los pacientes con patologías previas, así como el personal sanitario deberían ser prioridad, no obstante el conjunto de la población debería poder beneficiarse de una tercera dosis.

Actualmente, la comisión de vacunación recomienda las dosis de refuerzo para personas de más de 70 años, por lo que Spahn mencionó que “los refuerzos después de seis meses tienen que convertirse en la regla y no la excepción”.

Un nuevo récord diario de contagios se registró en el país alemán, un total de 37,120 casos nuevos en 24 horas, según el instituto de vigilancia sanitaria, Robert Koch.

“Vienen semanas difíciles”, advirtió el ministro, en funciones hasta la formación de una nueva coalición de gobierno en las próximas semanas, a su vez agregó, “tenemos herramientas para romper la ola”, refiriéndose a las vacunas.

De acuerdo con los números recientes, 55.7 millones de personas están totalmente vacunadas, es decir, el 67% de la población.

(2 , 2)