Al menos dos personas perdieron la vida y 20 permanecen desaparecidas, es el saldo al momento tras las inundaciones y deslaves de tierra ocasionados por las lluvias torrenciales registradas en las últimas horas en el centro y oeste de Japón, informaron hoy (03.07.2021) autoridades locales.

El incidente más grave se ha producido en la localidad de Atami, a unos 90 kms de la capital, Tokio, y conocida por sus aguas termales, donde las fuertes lluvias provocaron deslaves de tierra que arrasaron una decena de viviendas y dejaron en torno a 20 personas en paradero desconocido.

El deslave se produjo a las 10:30 locales del sábado, según un responsable municipal de Atami, quien agregó que “varias casas fueron barridas” .

Unas 2.800 casas permanecen sin electricidad, según la empresa eléctrica Tepco.

El primer ministro nipón, Yoshihide Suga, ha convocado una reunión de emergencia con el ministro a cargo de desastres naturales, Yasufumi Tanahashi, para analizar la situación en las regiones castigadas por las fuertes lluvias, en la que se ha declarado la máxima alerta meteorológica.

(5 , 1)