Cuando se acerca la elección clave en el Estado de México y la Alianza ‘Va por México agoniza’.

Redacción MX Político.- La nomenklatura política de todos los partidos en el Estado de México, particularmente la del PRI, esperaban desde el lunes el resultado de la votación hoy por todos conocida en el Senado de la República, que devolvió el dictamen de la iniciativa de reforma militar a comisiones, a fin de agostar un plazo de 10 días para volverse a presentar con modificaciones al Pleno, para ser de nuevo discutido y en su caso, aprobado.

Una puntual nota de Andrés Wanstein, del portal especializado LPO, da cuenta de que la continuidad de la pretendida Alianza Opositora les preocupa en esa importante entidad central de nuestro país. Y es que se acerca la elección clave en Edomex y la referida alianza agoniza.

Ayer mismo por la mañana, algunos columnistas afirmaban que la alianza ya estaba sellada. En los mismos términos salió a declarar Alejandro Moreno Cárdenas, apuntado por sus socios políticos como un “traidor” por haber impulsado la reforma que tanto necesitaba Palacio Nacional. Es este el principal argumento que soporta la hipótesis de disolución de la alianza opositora.

La respuesta de Marko Cortés fue casi inmediata. Aseguró que la alianza en el Estado de México -y también en Coahuila- están suspendidas, a la espera de la votación clave en el Senado. “Quien traiciona una vez e incumple su palabra, puede incumplir su palabra muchas veces”, justificó.

Y agregó: “No hay confianza y no hay diálogo con la dirigencia nacional del PRI porque deshonraron su palabra y porque no acataron el mandato popular de las urnas en 2021 de cuidar y defender a México, que expresamente dice que se evitaría que continuará la militarización”.

Eruviel Ávila .- Senador priísta mexiquense.

Había un gran nerviosismo en las tres fuerzas políticas aliancistas. Sobre todo por el silencio hermético de Eruviel Ávila, que durante muchos días no respondiólas consultas sobre el sentido de su voto. Sus compañeros de la bancada creyeron que aquella indefinición era sólo una formar de forzar alguna negociación con Alfredo Del Mazo.

Ha trascendido que el gobernador mexiquense Alfredo Del Mazo, se comunicó con Marko Cortés para garantizar que Alito sería desplazado de todas las negociaciones. La ruta que ofrecen es sellar los acuerdos en las mesas locales, y que pase solamente a firma de las dirigencias nacionales, que deberían avalar los acuerdos para que las coaliciones electorales sean inscritas.

Por eso la votación de Eruviel sí tuvo este miércoles un peso específico. Y no sólo el sentido de Eruviel, sino la posibilidad de que hubiesen sido –en su caso- los votos del PRI los que habrían garantizado la reforma que tanto pide López Obrador.

La gran interrogante ahora es: ¿Aceptará Marko volver a firmar un acuerdo con el PRI, aún sin Alito en la mesa de negociación? Esa es la incógnita que en los próximos días se develará.

hch

(15 , 15)