Todo hace suponer que se impuso el “ala dura” de Morena, los llamados “morenistas puros” y que lo hicieron mediante las fórmulas más deleznables de los viejos regímenes totalitarios y fraudulentos. Se van a la cargada los “duros” a apoyar a Claudia Sheinbaum, la única y verdadera “corcholata”.

Redacción MX Político.- El primer indicio de que las cosas no se hicieron con “apego a derecho ni a la justicia partidaria”, lo constituye el interés de la cúpula actual del gobierno emanado de la 4 T, por “reservar la información hasta por 3 años”, es decir, que hasta 2025 podrán ser públicos los datos y la información en general del desarrollo delproceso para elegir al nuevo Comité Nacional de Morena.

Para que nadie se entere quizá, de las tropelías cometidas en nombre de …”la seguridad nacional”.

Así entonces, el Comité de Transparencia de Morena, a petición de la Comisión Nacional de Elecciones, emitió un acuerdo para reservar la información hasta el 2025 al asegurar que su divulgación “representa un riesgo real, demostrable e identificable de perjuicio significativo al interés público o a la seguridad nacional”.

La reelección de Mario Delgado Carrillo dejó de por sí, abundantes dudas sobre la legalidad del proceso.

Quema y relleno de urnas; amenazas para emitir el voto en tal o cuál sentido; violencia física y psicológica a lo largo de la jornada; compra inmisericorde del voto; acarreo, mala organización, entre otras, son las muchas prácticas fraudulentas que estuvieron presentes el pasado sábado 30 y domingo 31 de julio, cuando Morena, el partido del presidente, llevó a cabo una votación en donde se eligieron a los tres mil integrantes de su órgano máximo de decisión, el Congreso Nacional.

Cabe destacar que este órgano interno de Morena, es el responsable exclusivo de decidir los documentos básicos del partido, los estatutos, designar a los integrantes del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y aprobar los métodos de selección de candidaturas.

Sin embargo, su elección interna fue muy criticada debido a las múltiples ilegalidades que se presentaron.

De acuerdo con Mario Delgado, dirigente nacional de Morena, durante la jornada de votación participación más de tres mil millones de personas, sin embargo este dato, junto con los resultados de su elección interna, el número de afiliados y de militantes que cuenta, no son públicos ni se han presentado o actualizado en su página oficial.

Pero… ¿Quién es la única beneficiaria?

Al parecer todo está definido dentro de Morena para la suicesión en 2024: Todo hace suponer que la próxima candidata de ese partido a la Presidencia de la República, es la actual Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo.

La mesa “está servida”. Todo está preparadado para que sea ella, de la mano de la corriente más radical, de los llamdos “morenistas puros”, quienes arriben a la contienda de ese año abanderando al partido del presidente; al partido en el poder, actualmente.

Y es que el resultado de la reciente consulta para integrar el Consgreso Nacional de Morena, que dio lugara ya a la integración ya del nuevo Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena, arrojó los siguientes resultados:

De las 12 carteras o secretarías que integran el referido comité, 8 carteras quedaron en manos del llamado grupo de “morenistas puros” y a la de los llamados “neomorenistas”, es decir, gente llegada de otras corrientes o partidos polítcos y cuya formación no está identificada plenamente con la izquierda radical; algunos pertencen a los llamados grupos de la “sociedad civil”.

Y finalmente, de esas 12 secretarías del nuevo CEN morenista, se advierte que 6 recayeron en personajes identificados con la aspirante presidencial Claudia Sheinbaum; 4 con el aspirante Adán Augusto López Hernández y 2 más sin definir preferencias. Brillaron entonces por su ausencia en el “reparto”, Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal.

hch

(36 , 1)