Cálculo y estrategia en el Palacio de Cristal. El caso Boric en Chile. Gestión en discreto segundo plano.

Redacción MX Político.- Hay desde hace algunos días, cierta propensión en al actual alcalde de Monterrey, Nuevo León, por dedicar más tiempo y energía a su eventual candidatura presidencial del año 2024.

Y aunque es como una tenue definición aun, ya el tema es motivo de conversación en el ‘inner circle’ del alcalde regiomantano.

Resultados de encuestas de un proceso electoral embrionarioy de sondeos bizoños, que tienen por finalidad posicionarlo hacia escenario de contienda nacional, se encuentran ya ocasionalmente en su escritorio, para ser revisados. La gestión, riesgosamente, empieza a ocupar un segundo plano.

La agenda ambiental de Colosio -por ejemplo- está más bien enfocada en poder diferenciarse y luego criticar al Gobierno Federal que en un proyecto o una meta en específico. Aunque el crecimiento de esos posicionamientos debería habilitar ya muy pronto, cuestionamientos frontales a CFE, Pemex, la Secretaría de Energía y demás sectores gubernamentales, si quiere realmente convertirse en una alternativa opositora que le amenace la victoria al candidato ‘oficialista’ que lance López Obrador.

Todo lo anterior es reforzado mediática y permanentemente con el vídeo de Colosio del 2021 en Lomas Taurinas.

Aquel vídeo se sigue promoviendo en redes sociales y en el incipiente ‘War Room’ conectan esa decisión con la aparición del alcalde en las encuestas nacionales.

La analogía que se confecciona y se trata de vender ya desde el famoso ‘Palacio de Cristal’ de Monterrey, sede del Ayuntamiento, es la de que Colosio puede ser un fenómeno homologable con el presidente chileno Gabriel Boric… la necesidad de algo novedoso y vibrante frente a las imágenes más anquilosadas de la arena política.

Es en este plano que surge la noción de que para Colosio será funcional una nominación de Adán Augusto a la presidencia en 2024, según lo difunde el análisis publicado este jueves en el diario digital LPO (Monterrey). El secretario de Gobernación no tiene el nivel de conocimiento, ni la historia de Colosio y mucho menos su juventud. En el entorno del edil creen que es un candidato más accesible que Claudia Sheinbaum. A Marcelo Ebrard directamente se le ve fuera de la ecuación.

La intensidad con la que se vive este proyecto de momento no encuentra tanto eco la conducción nacional de MC. Allí se insiste una y otra vez con que la baraja está abierta. Sin embargo los números son contundentes: el piso del que partiría una candidatura de Colosio triplica al de Enrique Alfaro, según sondeos encargados por los asesores de Dante Delgado.

Con esa realidad, el alcalde se encuentra ante el desafío permanente de sostener su ambición presidencial pero en paralelo poder demostrar resultados al frente de una administración. Caso contrario reiteraría la situación de Alfaro, que en su primer año también era presidenciable pero a quien un gobierno plagado de problemas lo dejaron en el subsuelo de las preferencias nacionales. Aunque él por momentos pareciera no advertirlo del todo.

hch

(280 , 3)