Opera para evitar una desbandada el aún líder de la bancada priísta en la cámara alta. Cuenta con el respaldo de Claudia Ruiz Massieu.

Redacción MX Político.- “Una crisis que es alimentada por la vocación de poder de las grandes figuras políticas de nuestro país”, como señala en su entrega de hoy miércoles 21 de septiembre, la nota del portal especializado LPO.

La rebatiña por ese poder que se disputa en la bancada del PRI del Seando de la República es real; hoy mismo o en las primeras horas de mañana jueves 22, el coordinador tricolor definirá -según su propia lectura- en las próximas horas la continuidad de su liderazgo en el Senado.

La votación por la reforma constitucional que permitiría al Ejército permanecer en las calles hasta 2028 será crucial. Y aunque el resultado ya es por todos conocido, de devolver a comisiones del Senado para integrar una nueva propuesta de dictamen , votarlo en comisiones unidas y

Como anticipó LPO, Osorio Chong enfrenta un enorme dilema. Por un lado, la presión desbordante que ejerce Palacio Nacional, y más específico Adán Augusto. Las amenazas veladas -y a veces no tanto- sobre posibles carpetas de investigación ya lograron que un senador panista se convirtiera en un ferviente obradorista. Hablamos de Raúl Paz, que tenía un cabo suelto en su familia por la dudosa muerte de una ex cuñada.

Pero Osorio Chong tendría de alguna manera impedido esa colaboración con Palacio, porque significaría una claudicación ante la guerra de frente que abrió contra Alito Moreno Cárdenas, el dirigente de su partido que además controla la bancada en San Lázaro.

¿Colaborar con Palacio o seguir la guerra con Alito? Esa es la pregunta de fondo. La respuesta, cualquiera sea, tendrá implicaciones. Porque Chong entiende que una votación fracturada que permita pasar la reforma que tanto busca la 4T, podría activar una operación de Alito para desplazarlo de la coordinación.

Hasta el momento, se especula con tres y hasta cuatro votos que podrían “pescar” la 4T en la bancada del PRI. Adán descuenta que Alito le conseguirá a Carlos Aceves del Olmo y también a Manuel Añorve. Sylvana Beltrones es una duda, porque votó en abstención en comisiones. Eruviel Ávil y Beatriz Paredes son otras incógnitas que sondearon desde Segob.

“Si el bloque se fractura, la coordinación de Osorio corre peligro”, admiten en la dirigencia. Y recuerdan que en la plenaria de los senadores, Osorio Chong se levantó y se fue para hacerse el “vacío” a Alito, una movida que fracasó porque sólo lo acompañaron otros dos senadores: Claudia Ruiz Massieu -su incondicional- y Nuvia Mayorga. Sylvana Beltrones se había retirado antes por un asunto médico.

En algunas horas, con el resultado ya revelado, habrá que contar el sentido específico de los votos del PRI. Y acaso ahí se encuentre la punta del ovillo de una rebelión contra Osorio Chong. O la consolidación de su liderazgo. Como sea, la pelea con Alito no cesa.

hch

(26 , 26)