El argumento neurálgico de los legisladores de EU, es que en México las autoridades están favoreciendo a su industria nacional, Pemex concretamente y, perjudicando a las empresas estadounidenses, incluidas las empresas que construyen proyectos renovables.

Redacción MX Político.- El Senado de Estados Unidos aprobó una moción mediante voto unánime, que abre la puerta a las acciones legislativas de aquel país en contra de México, ante las acciones del Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador en materia energética, mismas que violentan el Tratado Estados Unidos, México y Canadá (TMEC), según la propia óptica de los legisladores americanos.

Fue Bill Cassidy, el senador que presentó la propuesta y quien sostuvo que México no está siguiendo el TMEC, al forzar el cierre o clausura parcial de decenas de instalaciones de combustibles y cancelado permisos para la importación y exportación de combustibles.

“Están favoreciendo a su industria nacional, Pemex, y perjudicando a las empresas estadounidenses, incluidas las empresas que construyen proyectos renovables. Estas acciones enfrían la inversión extranjera directa en México, perjudican a las empresas estadounidenses y socavan los objetivos climáticos”, sostuvo en el Pleno.

Cassidy insistió en que México debe respetar el acuerdo trilateral.

Aunque la moción es una legislación no vinculante, envía una fuerte señal en contra de la nación mexicana que ahora deberá enfrentar las acciones legales de las cuales fue advertido en más de una ocasión.

Uno de los últimos esfuerzos por remediar la situación fue a través de la representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, quien a finales de marzo urgió que México frene la incertidumbre que impera en el sector energético, a fin de garantizar la protección a las inversiones de sus empresas en territorio nacional.

“Desafortunadamente, mientras hemos intentado ser constructivos con el gobierno mexicano para hacerle llegar estas preocupaciones, no ha habido un cambio en sus políticas y las empresas estadounidenses siguen enfrentando un trato arbitrario”, destacó Tai.

No obstante, la postura federal se ha mantenido bajo una misma línea y un mismo argumento: que el país “se reserva su derecho soberano de reformar su Constitución y legislación interna” en la materia, tal y como está establecido en el capítulo 8, artículo 8.1.

Es importante destacar que con la resolución de este miércoles, se incluye un nuevo lenguaje de proyecto de ley para exigir que la Administración Biden inicie consultas urgentes para la aplicación de las disposiciones comerciales de energía del T-MEC debido a los desarrollos preocupantes en el sector energético de México, principalmente por el cierre de terminales, contratos cancelados con productores de energía independientes y el cierre de la inversión en energía renovable en el esfuerzo coordinado de AMLO para apoyar las preferencias energéticas estatales.

hch

(12,811 , 12,811)