Prevalece la sensación en círculos oficiales de que Morena como partido no ha defendido lo suficiente la reforma y que, para colmo, la semana pasada publicó un sondeo que le da muy buen nivel de imagen al INE.

Redacción MX Político.- Hay afanes de responsabilizar a Morena por el crecimiento inusitado del malestar opositor en torno a la propuesta de este Gobierno emanado de la 4 T en materia electoral misma que, de paso, destruye la esencia del árbitro electoral mexicano tal y como está desde hace 13 años, garantizando equidad y apego a la norma en el terreno de los procesos electorales.

Y es que prevalece la sensación en círculos oficiales de que Morena como partido no ha defendido lo suficiente la reforma y que, para colmo, la semana pasada publicó un sondeo que le da muy buen nivel de imagen al INE.

Y ha trascendido que desde las primeras horas del lunes en el Gobierno Federal, está instalado el debate sobre si Morena debería organizar una marcha de respaldo a la reforma electoral que propone Andrés Manuel López Obrador.

Idea impulsada por parte del staff presidencial, que entiende que así como la oposición mostró su músculo de movilización ayer domingo, ahora Morena debe hacer lo propio y superar ámpliamente a los partidos opositores.

Así que la respuesta de parte de la autoridad mexicana… más que patética resulta pueril, hilarante.

¿Estaremos frente a una “Guerra de Marchas”?… ¿Es esa la respuesta que merece el país en estos momentos ya en que se necesita una respuesta pronta y seria a sus problemas?…¿Será capaz el presidente y su equipo de cumplir ese guión morenista, inspirado en un pleito caprichoso que busca “mostrar el músculo”?

Pero lo que más incomoda del resultado de la marcha es que la manifestación más nutrida estuvo en la CDMX, la demarcación electoral que se considera el corazón político de Morena y que a medida que se acerca el 2024 de asemeja a una fotaleza sitiada desde la oposición.

El presidente no quiere ceder en la letra original de la reforma.

Desde el lunes por la mañana dijo en conversaciones con su staff que una reforma sin recorte al presupuesto del INE y del Trife es “lo mismo que nada”.

Algo que trascendió en las últimas horas y que podría complicar el panorama para este tema, es el hecho de que senadores del PT y del Verde, se comunicaron con Segob para precisar que lo mejor será agotar el trámite en San Lázaro porque ninguno de los dos partidos acompañaría la reforma en el Senado, producto de lo necesarias que son las prerrogativas para dichos institutos políticos.

hch

(11 , 11)