Redacción, Noticias MX Político.-   Aztlán, el nuevo parque de diversiones que se construirá en lugar de la Feria de Chapultepec, tendrá entrada gratuita a todo el público y “precios populares”, las primeras atracciones se podrán visitar en 2023 y operará en su totalidad en el año 2024.

La empresa concesionaria Mota Engil dijo que aún se hacen los estudios de mercado para saber los precios que tendrá cada juego mecánico. Y sobre el seguro de protección a quienes usen dichas atracciones, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, aseguró: “Ya se verá en su momento”.

Según Proceso, la funcionaria atestiguó el comienzo de las obras del Parque Urbano Aztlán, que sustituirá a la Feria de Chapultepec, luego de que ésta fue cerrada el 28 de septiembre de 2019. Ese día, el juego mecánico “Quimera” tuvo una falla y ocasionó la muerte de dos personas. El gobierno capitalino canceló la concesión a la empresa que lo operaba.

Sheinbaum Pardo comentó que solo una parte de la Montaña Rusa, la mayor atracción de la Feria, se quedará en el parque, pero ya no funcionará al público, debido a su antigüedad; solo será un atractivo visual.

Por el contrario, habrá una Rueda de la Fortuna más grande que la actual –de 60 metros de altura- debido a que ya no hay límites de seguridad hacia la Residencia Oficial de Los Pinos. Se espera que sea de 100 metros.

 La empresa Mota Engil, presidida por José Miguel Bejos, tendrá la concesión del parque durante los próximos 10 años, mediante un Permiso Administrativo Temporal Revocable (PATR). Los inversionistas y el gobierno capitalino aún revisan cuál será la contraprestación por dicha concesión. 

En la presentación de lo que, dijeron, será “uno de los mejores parques urbanos de América Latina” y “nuevo ícono en la historia de la Ciudad de México”, se informó Aztlán tendrá nuevos juegos mecánicos para distintas edades y presupuestos; así como distintas temáticas. Habrá espacios libres para caminar y disfrutar de música en vivo sin ningún costo.

Para ello, se invertirán tres mil 639 millones de pesos. Habrá un financiamiento del Banco Nacional de Comercio Exterior y Nacional Financiera y se generarán 6 mil 160 empleos.

Además, será la nueva sede del Museo Dolores Olmedo –que hoy se encuentra en Xochimilco-, cuya entrada sí tendrá costo. A partir del próximo 30 de octubre y durante tres meses se podrá visitar la Ofrenda de Día de Muertos: y tendrá exposiciones temporales.

En su temática, desarrollará los principales momentos en la historia de la Ciudad de México, entre ellas: la Época Precolombina, Época Virreinal, Revolución y Porfiriato, Siglo XX y la Época Actual. Habrá un “tianguis urbano”, foros culturales y área de comida y bebidas populares y mexicana; “un tema muy callejero”, según Bejos.

Dentro del proyecto no se contempla un estacionamiento propio para los visitantes. No obstante, habrá un transporte ecológico especial para llevar y traer a los visitantes desde otros estacionamientos fuera del bosque de Chapultepec y también tendrá ciclopuertos.

En Aztlán –en Náhuatl “Lugar de garzas”- se construirá el Museo Mexicano de Inmersión que proyectará temas culturales y de entretenimiento con la última tecnología. Además, será sustentable, con 470% más áreas de infiltración de agua pluvial y tendrá azoteas verdes.

De acuerdo con el proyecto, el parque operará “bajo las normas y lineamientos de seguridad y programas de mantenimiento más estrictos, para garantizar el bienestar de los visitantes y colaboradores”.

Las autoridades dijeron que el aforo máximo podría ser de entre 15 mil y hasta 30 mil personas. El proyecto incluye una “Póliza de Responsabilidad Civil no cancelable, que cubre e indemnice a los terceros en sus bienes y personas”.

Jam

(16 , 16)