Entre los republicanos suena para embajadora en México.

Redacción MX Político.- Se comienza a mencionar, según aseguran fuentes en Washington DC, la posibilidad de que Pelosi reemplace a Ken Salazar en la embajada mexicana.

Especialmente si se considera que uno de los motivos que frenaría la remoción de Salazar es que el secretario de Estado Anthony Blinken, tendría fuertes dificultades para nombrar un reemplazo: con el Senado actual las designaciones de embajadores se han llegado a demorar por diez meses.

Y es que una cosa es cierta:

Si los demócratas pierden las elecciones legislativas de noviembre, Pelosi, como titular de la Cámara de Representantes, tendrá que dejar el cargo.

Para seguir ligada a la administración de Joe Biden, Nancy Pelosi (y cualquier político americano, así son los usos y costumbres, aunque sean del mismo partido) necesitará los votos de los republicanos, tanto para entrar al gabinete como para ser embajadora.

De por sí, se sabe que el viaje de Nancy Pelosi a Taiwan que desató la furia del gobierno chino tiene un correlato a nivel interno en la política de los Estados Unidos, concretamente en el Capitolio. Eso empeoró de algún modo las relaciones con el gigante asiático.

El año pasado se le mencionó de hecho a Nancy Pelosi, como potencial embajadora en El Vaticano, pero finalmente Biden designó ahí a un ex senador demócrata.

Cabe recordar que Ken Salazar quedó vulnerable, políticamente hablando, desde que The New York Times confirmó sobre el malestar que generaba en el Departamento de Estado la cercanía de Salazar con Andrés Manuel López Obrador.

Pelosi además es una figura fuertemente identificada con los empresarios de energías verdes en Estados Unidos, que verían con buenos ojos su llegada a México para resistir las políticas de la 4T contra esos inversores en el país.

También tiene mucha ascendencia sobre los jefes sindicales de la Unión Americana, que alientan revisiones sobre cómo México está cumpliendo el capitulo laboral del T-MEC.

hch

(23 , 4)