El llamado presidencial se da en el marco de la cuestionada presencia del diplomático estadounidense en el Senado, horas antes de la votación sobre la reforma a la ley de seguridad pública y, de la publicación de supuesta información clasificada que señala antecedentes criminales del gobernador electo de Tamaulipas, que el propio embajador se encargó de negar su autenticidad.

Redacción MX Político.- Ken Salazar, embajador de Estados Unidos en México, acudió este jueves a Palacio Nacional a una cita del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Sin que se haya dado a conocer aún el motivo de la visita del diplomático, que por cierto se retiró sin dar declaraciones.

En un principio se especuló sobre si la visita obdedeció al polémico tema del llamado a consultas que la Casa Blanca y Canadá hicieron a México por su política energética en el marco del tratado comercial de la región.

Aunque en las últimas horas, el embajador americano, Ken Salazar, ha sido fuertemente señalado por diversos analistas nacionales, por su presencia misteriosa en el Senado de la República, a tan solo unas horas de que se verificara la sesión del Pleno en la cámara alta, donde se discutiría y eventualmente aprobaría, el dictamen de reforma que amplía el lapso de intervención de las fuerzas armadas nacionales en tareas de seguridad pública hasta el año 2028. El dictamen de reforma fue devuelto a comisiones a fin de presentar otro dictamen en un plazo no mayor de 10 días.

Al propio tiempo, el exsenador por Colorado se habría envuelto en un escándalo derivado de una columna periodística, aparecida en el diario El Universal el pasado 19 de septiembre y firmada por el periodista Héctor De Mauleón, en la que se denuncia la existencia de documentos clasificados del Gobierno de los Estados Unidos, que señalan antecedentes criminales del gobernador electo de Tamulipas, Américo Villarreal, involucrado en procedimientos del Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal actualmente.

hch

(20 , 20)