La conferencia de prensa semanal del Jefe del Ejecutivo local, denominada “La Semanera”, es una mala copia del formato del Ejecutivo Federal… no tiene planeación estratégica, a juicio de analistas locales.

Redacción MX Político.- Un puntual análisis de Felipe Guerrero, reconocido periodista de Sinaloa, define con exactitud quirúrgica el momento político que vive una entidad que se adapta con dificultad a las nuevas “formalidades” del poder público, emandao por vez primera de una fuerza electoral de izquierda, como lo es el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

La crítica más álgida que expresa el analista Felipe Guerrero, la constituye el comentario acerca de la actitud y el discurso del gobernadror Rubén Rocha Moya, viejo militante de izquierda, egresado de una escuela normal rural, hermana de la de Ayotzinapa, (en este caso la legendaria Normal de “El Quinto”, en el sur de Sonora); exrector de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) por la vía del voto estudiantil y magisterial, como era antes el proceso para seleccionar autoridades en esa institución pública.

“Las conferencias de prensa del gobernador Rubén Rocha deben corresponder a actos institucionales, no de partido ni, igualmente, deben correr sueltas y sin planeación como evidentemente se observa”, plantea el analista mazatleco.

“No se trata de dejar temas sueltos confiados en la capacidad, en este caso del gobernador Rocha, que la tiene, sino de ofrecer los hechos, los planes, los avances y las perspectivas del gobierno”, acota Guerrero.

Una copia pues, de lo que hace todas las mañanas quien encabeza la Presidencia de México en estos tiempos.

“El gobernador abordó esta semana (ayer lunes) temas políticos, juicios y respuestas que corresponden al líder de su partido, MORENA (…)

(…) Rocha no solo se exhibe, innecesariamente, como débil de frente a Héctor Melesio Cuén, (líder moral del Partido Sinaloense- PAS) al reconocer que él, fue más listo que él y que le “comió el mandado” a la hora de la operación política y al acarreo que se ejercio en MORENA en el pasado proceso interno para elegir delegados”.

Y dado que el líder del PAS, Héctor Melesio Cuén le renunció al cargo de secretario de Salud al gobernador Rocha hace varios meses para poder dedicarse sin compromiso moral a la atención de los problemas de su partido, pues al mandatario no le queda más remedio que quejarse amargamente y tratar de “exhibirlo públicamente de desleal(¿?)… si hubiera conservado a Cuén como funcionario de su gabiente, pudo haberlo acotado moralmente a su voluntad, pero pues, hubo abiertos desencuentros que orillaron a Cuén a firmarle la renuncia.

Cuén ha hecho alianza recientemente con una de las más enigmáticas del ‘juego sucesorio de AMLO’, su ‘hermano’, el mismísimo Adán Augusto López Hernández, titular de Segob. Este ya lo ha recibido en Bucareli incluso, sin rubor alguno.

Felipe Guerrero sostiene que “para muchos, la participación del PAS en la jornada de elección de Congresistas de Morena hace dos fines de semana, fue un acuerdo con Morena, (Con Adán Augusto López Hernández, Secretario de Gobernación… y no con el Gobierno de Sinaloa), pero ocurrió que por falta de estrategia desde el MORENA de Rocha, el proceso se dejó suelto y por tanto no resultó lo que esperaba (…) El acarreo y compra de votos no se hizo solo por un lado como reconoce el propio gobernador, sino que se ejerció por tirios y troyanos (…) Pero lo más grave en términos de estrategia e imagen política, es que Rocha reconozca públicamente que Cuén le comió el mandado, es decir, que haya tenido más capacidad política para la movilidad y la operación”.

“El gobernador públicamente se dijo traicionado por cuenistas al interior de su gabinete en asuntos de partido y luego, a parte de juzgarlos los sentenció porque inmediatamente anuncia, de nuevo innecesariamente, que los despediría. En todo caso esto debió hacerlo con la prudencia que corresponde, no con la estridencia cuyo origen es de carácter partidario y que evidentemente lo toca como líder moral del morenismo”, escribió.

“La denuncia pública hecha hoy por el gobernador, lo que hace es enrarecer la vida política de Sinaloa y, al mismo tiempo, exhibirse, de nuevo innecesariamente, como perdedor”, sentencia el columnista sinaloense.

Y finalizó advirtiendo que el mandatario sinaloense no debió juzgar y sentenciar, ni expresar sus sospechas de que el dinero para el acarreo salió de las arcas de la Universidad Autónoma de Sinaloa… de donde también es exrector Héctor Melesio Cuén, líder moral del PAS.

La revancha del Gobernador Rocha

Se han presentado despidos fulminantes de funcionarios y empleados de diferentes instancias de Gobierno del Estado y de los diferentes ayuntamientos:

Furioso, obnubilado por el coraje, Rocha Moya ha nombrado a personajes tan disímbolos a la morfología y a la historia “morenista” y de izquierda en general, como una forma de mostrar su berrinche: Ayer nombró a un subsecretario de Turismo estatal de extracción priísta (de hueso colorado) sin ninguna formación profesional o técnica para el cargo (para promover en el mundo a la entidad como destino y a un Director Regional de Turismo, sin ninguna militancia en la izquierda histórica; de extracción panista pero con muchos amigos en el PRI y que se ganó en los cafés el puesto.

Estos personajes sustituyeron a profesionales universitarios propuestos por el PAS, que se ganaron en campaña sus posiciones.

Asímismo se han despedido en municipios como Rosario y se especula que próximamente también suceda en Ahome (Los Mochis), a varios funcionarios de la misma naturaleza pasista… para que “se sepa quién manda en el estado y en Morena”.

hch

(30 , 1)