“Todo lo que soy políticamente se lo debo a usted y a los sonorenses; no vamos a fallar”; así fue el tono del mensaje del mandatario sonorense al Presidente.

Redacción MX Político.- En una cortesía desbordada, que alcanzó seguramente el terreno de la zalamería, el gobernador de Sonora dijo al presidente Andrés Manuel López Obrador -durante su gira por aquella entidad- que “todo lo que es políticamente se lo debe a él y a los y las sonorenses”.

Fue una forma de agradecimiento y de cortesía política, aclararon fuentes cercanas a Alfonso Durazo, mandatario sonorense, asegurando que cada vez que el mandatario federal visita la entidad, las decisiones que toma ratifican el compromiso que tiene con la población.

“Ha dicho presidente, y ha dicho bien, que no tenemos derecho a fallar y no le vamos a fallar. Todo lo que hoy somos políticamente se lo debo a los y las sonorenses, a usted y a la Cuarta Transformación”, dijo el mandatario local este viernes, durante la conferencia de prensa de AMLO en la entidad.

A 60 días de que Durazo asumió el cargo como gobernador de Sonora reconoció que el estado vive un “punto de inflexión”.

Para el gobernador, su administración pasó de “un gobierno elitista, marcado por el despilfarro, la corrupción y los viejos modos, a estar comprometidos con la transparencia, el combate a la corrupción y a trabajar primero por los pobres”.

AMLO por su parte, expresó que siente que la Cuarta Transformación está bien representada con Alfonso Durazo Montaño.

“Sabemos que se gobierna para el pueblo con honestidad con responsabilidad que se va a atender a la gente que se va a dar la cara y que se va a hablar con la verdad”, declaró el presidente.

Y dijo AMLO en que confía en que Durazo logrará establecer un dialogo con todos los actores sociales.

Cabe recapitular que la historia política del gobernador Durazo Montaño, es una muy rica en militancia por diferentes institutos con ideologías diferentes.

Inició su paso por la administración pública en los años ochenta, ocupando una dirección de área y posteriormente la secretaría particular del director General del Consejo Nacional de Recursos para la Atención de la Juventud (CREA), en el sexenio del priísta Miguel De la Madrid Hurtado (1982-88), el exdiputado y exembajador, Heriberto Galindo Quiñones.

El también Ingeniero Civil de profesión, algunos años después, recibió la invitación del también priísta, Luis Donaldo Colosio, entonces Senador de la República y Presdiente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, a quien sin duda durazo debe una buena parte de su vagaje ideológico y administrativo.

Después, renunció al PRI y se convirtió en flamante Secretario Particular y Vocero del Presidente de la República, el panista Vicente Fox Quesada.

Gobierno al que renunció y del que renegó, para meses después asumirse como ‘hombre de izquierda’, afiliándose al entonces PRD, compitiendo como su abanderado a una diputación federal por su natal Sonora… y ganando la elección.

Y así hasta llegar a nuestyros días, en que , tras haber migrado junto a López Obrador del PRD al actual Morena y habiéndose consolidado su triunfo en las urnas en 2018, logró ser Senador, Secretario de Seguridad Pública Federal y actualmente, Gobernador de Sonora.

Pero fue transitando por una ruta muy ‘diversa’, con una semiótica ideológica digamos, confusa o complicada.

hch

(17 , 17)