Los precios aumentaron a doble dígito durante la primera mitad de enero.

Redacción MX Político.- La cuesta de enero comenzó con fuertes alzas en el costo de la canasta básica, principalmente en productos como las carnes de res, pollo y cerdo, así como en verduras, tortilla y frutas. Tan sólo el precio del limón supera los 60 pesos por kilogramo.

Algunos medios atribuyen el incremento de algunos productos como el limón, está íntimamente vinculado al hecho de la inseguridad pública que priva en las regiones productoras como Michoacán y Colima, donde se practica el delito de la extorsión a productores.

En un análisis, Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA) detalla que el precio de la canasta básica en México aumentó 11.6 por ciento a tasa anual en la primera quincena de enero, un alza mayor a la de diciembre, cuando fue de 9.8 por ciento.

Destacan también los incrementos en el precio de alimentos de proteína animales, que tuvieron variaciones anuales de doble dígito.

En la primera mitad del mes, el kilo de carne de res se mantuvo en un nivel similar al de diciembre, aunque fue 26 pesos mayor al registrado hace un año, mientras que la carne de cerdo y de pollo, que también guardaron un precio similar al del cierre de año, tuvieron aumentos anuales de entre 8.0 y 8.5 pesos por kilo, según la información de Juan Luis Ramos para El Sol de México, en su entrega de este lunes.

Juan Carlos Anaya, director general del GCMA, dijo a OEM que detrás de estos incrementos están la disminución en el sacrificio de estos animales en Estados Unidos, así como los apoyos al consumo, lo que disparó la demanda.

Indicó que ha habido un incremento en el precio de las materias primas, como el maíz, lo que también se refleja en el aumento de los costos. Incluso, abundó, el alza en el precio del maíz también ha tenido impacto en la tortilla, un producto de consumo básico para los mexicanos.

Según el reporte del GCMA, el precio en tortillerías de este producto aumentó hasta 20 por ciento a tasa anual en la primera mitad de enero. De hecho, expone que el índice de precios de granos y abarrotes muestra un aumento de 3.6 por ciento a tasa anual al inicio de 2022.

Entre las alzas de precios agroalimentarios destaca la del limón, que incluso ha provocado olas de memes en redes sociales las últimas semanas, pues se vendió en 62.41 pesos en promedio en los primeros 15 días de enero, un aumento de casi 35 pesos en comparación con igual periodo pero de 2021. GCMA explica que uno de los factores para esta alza tiene que ver con el clima adverso que afecta la producción y reduce los rendimientos, lo que influyó además en el precio del aguacate, toronja y manzana.

En cuanto a verduras, destacan incrementos de entre 20 y 56 por ciento en la cebolla, el chile poblano y el tomate verde, ingredientes para preparar algunas de las salsas con las que los mexicanos acompañan sus comidas diarias.

Además de factores climáticos que afectaron las cosechas, el GCMA subraya que los precios fueron impactados por el control del mercado determinado por los grandes introductores, que al final son quienes fijan los precios. Este lunes, el Inegi dará los datos definitivos de inflación en la primera quincena de enero.

hch

(18 , 1)