Redacción MX Político.- La SEP desconoce en qué se han gastado más de 23 mil millones de pesos que estaban destinados al programa ‘La Escuela Es Nuestra’ (LEEN), el cual consiste en entregar directamente dinero a los padres y madres de familia para el arreglo de escuelas.

La investigación también mostró que el programa no ha llegado al 60 por ciento de todas los planteles como afirmó Andrés Manuel López Obrador, sino únicamente ha logrado cubrir al 36 por ciento de las escuelas del país.

“Ya estamos llegando a más del 60 por ciento de todas las escuelas de educación básica del país y antes de que termine el gobierno va a ser el 100 por ciento”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador durante la ceremonia de inicio del ciclo escolar 2022-2023

Hasta el 31 de diciembre de 2021, solo se había beneficiado a 72 mil 404 de las 198 mil escuelas de educación básica en México.

Sin embargo, las autoridades reportaron un número mayor de beneficiarios del programa porque “omiten detallar que los propios lineamientos de operación de esta política prioritaria contemplaron que una misma escuela podía recibir dos apoyos en años diferentes“, se lee en la investigación.

Esto no es todo, al cierre de junio de este año únicamente se había ejercido el 0.1 por ciento del presupuesto que se aprobó para 2022, reveló Animal Político.

Programa La Escuela Es Nuestra carece de mecanismos de seguimiento y fiscalización

En 2019 el presidente Andrés Manuel López Obrador puso en marcha este programa para evitar la corrupción e intermediarios. Este programa pretende atender la infraestructura de las escuelas con transferencias directas a un comité de padres de familia de 150 mil, 200 mil o 500 mil pesos.

Este comité es el encargado de decidir qué obras deben realizarse en la escuela, sin embargo, Animal Político reportó que esta es “una política que carece de mecanismos de seguimiento y fiscalización“.

Hasta el día de hoy las autoridades no saben cómo se han utilizado los recursos, también desconocen si éstos fueron suficientes para cubrir las necesidades de la escuela.

“Si cualquier ciudadano desea conocer cómo se ejerce este presupuesto público, la SEP, a través de una respuesta de transparencia, recomienda ir a cada escuela beneficiada y preguntar directamente a los directores qué obras se realizaron”, se lee en la investigación.

jpob

(20 , 1)