“Que digan cuánto quieren por su changarro”, habría escrito en su cuenta de Twitter este martes por la noche. Se sabe que el SAT lo está requiriendo por casi 40 mil mdp que le adeuda.

Redacción MX Político.- Ya desde enero de 2015, la revista estadounidense Forbes, informó que Salinas Pliego estaba dispuesto para competir con Carlos Hank González –heredero de Banorte– para adquirir Citibanamex, empresa que nació de la adquisición de Banamex por parte de Citigroup a principios de los años 2000.

Hoy ha trascendido por versiones extraoficiales de su propio personal -difundidas por el semanario mexicano Proceso- que a tan solo unas horas después de que el gigante financiero estadounidense Citi anunció su decisión de vender su negocio de consumo y empresa en México, el multimillonario Ricardo Salinas Pliego, dueño de Banco Azteca, pidió a su equipo “analizar la conveniencia de adquirir Citibanamex”.

Aunque el magnate suele usar su cuenta de Twitter para generar polémica –en una estrategia de promoción de imagen–, este anuncio tiene un precedente de hace por lo menos 6 años, cuando la revista Forbes adelantó la intención de Salinas Pliego de comprar Citibanamex, empresa entonces envuelta en el escándalo Oceanografía.

En enero de 2015, la publicación norteamericana informó que Salinas Pliego estaba dispuesto para competir con Carlos Hank González –heredero de Banorte– para adquirir Citibanamex, empresa que nació de la adquisición de Banamex por parte de Citigroup a principios de los años 2000.

Citigroup dio a conocer hoy su intención de vender una parte de sus negocios mexicanos al mejor postor.

“Que digan cuánto quieren por su changarro y vemos”, contestó Salinas Pliego desde su cuenta de Twitter, a través de la cual suele elogiarse a sí mismo, ostentar sus lujosas pertenencias, difundir sus ideas anti Estado o atacar a quienes documentan sus negocios controversiales.

Así, el pasado fin de semana el magnate se lanzó contra el propio Proceso, tras la publicación de una investigación que reveló cómo la participación de Grupo Elektra en el desmantelamiento de la empresa Mexicana de Aviación derivó en una serie de créditos fiscales por cerca de 27 mil millones de pesos.

Cabe destacar que a la fecha, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) reclama más de 39 mil 470 millones de pesos a las empresas de Grupo Salinas, derivadas de prácticas fiscales indebidas con las que dejaron de pagar sumas multimillonarias de impuestos.

hch

(76 , 76)