Redacción MX Político.- Para los liderazgos del Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido de la Revolución Democrática (PRD), el Partido Revolucionario Institucional (PRI) debe honrar la confianza que la ciudadanía depositó en la alianza Va por México y rechazar la reforma eléctrica que propone el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En entrevista, Jesús Zambrano, líder nacional del PRD, consideró que el presidente Andrés Manuel López Obrador emprendió una campaña para fracturar al PRI y hacerlo doblegar en sus compromisos como oposición.

Sin embargo, cuestionado sobre si la viabilidad de la Alianza Va por México está en riesgo ante el llamado que realizó la dirigencia tricolor a analizar en parlamento abierto la reforma constitucional al sector eléctrico, el perredista afirmó que el PRI debe poner en la balanza el interés nacional o apuntalar la vía del autoritarismo.

“El PRI habrá de decidir, por supuesto autónomamente, cuál va a ser su posición. Nosotros desde el PRD y desde la coalición legislativa Va por México esperaríamos que el PRI se mantuviera firme y no doblara las manos y no se dejara presionar.

“Hicimos un compromiso para ir juntos, la gente votó por esta coalición y yo espero que el PRI honre a la colación y a los partidos que la suscriben”, sentenció Zambrano.

El pasado viernes el presidente López Obrador envió a la Cámara de Diputados una iniciativa para reformar la Constitución en materia de energía eléctrica con la que se plantea el fortalecimiento de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) otorgándole 54% del mercado, lo cual haría que tuviera preferencia en el despacho de energía, y el restante (46%) sería para empresas privadas.

Al respecto, Jesús Zambrano consideró que dicha reforma es regresiva para México, ya que está alejada de la economía global y sus postulados son objeto del pasado.

“Yo no tengo ninguna duda de que López Obrador va a hacer uso de todos los mecanismos e instrumentos de presión que tenga a la mano desde el poder presidencial para poder buscar doblar al PRI. Ya está con seguridad hablando con los sectores del viejo nacionalismo más rancio del PRI, de los defensores de los monopolios de Estado”, advirtió.

Ayer por la mañana, el mandatario federal emplazó al PRI a anteponer la continuidad del modelo salinista, al que considera neoliberal, o regresar a la protección de los bienes nacionales como apostaron los expresidentes priistas Lázaro Cárdenas y Adolfo López Mateos.

Por su lado, Héctor Larios, el secretario general en funciones de presidente en el PAN, dijo que el PRI, dirigido por Alejandro Moreno, debe actuar en congruencia con la reforma constitucional que se aprobó en 2014, donde se liberalizó a la industria energética.

Consideró que si el PRI opta por apoyar al presidente López Obrador sería un precedente negativo a quienes confiaron en la alianza legislativa y con el país por los riesgos que implica una reforma al sector energético en estas condiciones.

“Hasta ahorita no ha habido una posición clara del PRI. Me parece que hacerlo (aprobar la reforma) los haría quedar bien con el presidente pero mal con el resto del país porque las consecuencias serían regresivas.

“Si el PRI decide apuntalar la reforma del presidente es totalmente absurdo iluso intentar mantener un acuerdo con ellos”, apuntó Larios.

-¿Sería el fin de la alianza Va por México?, se le preguntó.

-Sería el fin de la alianza con ellos (el PRI), desde luego que seguiríamos con el PRD”, aseguró el panista.

jpob

(8 , 8)