Redacción MX Político.- Eduardo Matos Moctezuma fue reconocido este miércoles en España con el Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales. El arqueólogo y antropólogo mexicano es una figura indispensable en la divulgación del mundo prehispánico al fundar el Proyecto Templo Mayor en 1978, una serie de excavaciones y estudios de la ciudad de Tenochtitlan, llegando a conformar a hasta más de mil 200 trabajos de arqueólogos, biólogos y restauradores.

El jurado del premio convocado por la Fundación Princesa de Asturias -heredera al trono español- recompensó al investigador de 81 años por su “rigor intelectual (…) para reconstruir las civilizaciones de México y Mesoamérica, y para hacer que dicha herencia se incorpore con objetividad y libre de cualquier mito”.

Doctorado en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Matos Moctezuma es conocido especialmente por el descubrimiento a finales de la década de 1970 del Templo Mayor, un enorme sitio arqueológico de la antigua México-Tenochtitlán, la capital del imperio azteca (hoy Ciudad de México).

El científico tiene en su haber “más de quinientas publicaciones, entre artículos, reseñas, catálogos, guías y semblanzas”, así como numerosos libros, sobre sus hallazgos arqueológicos, una labor de difusión que ha completado con “varios programas en los museos mexicanos, destinados a acercar los contenidos a los menores o a personas con discapacidad física o intelectual”, señaló la Fundación Princesa de Asturias.

Catedrático de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) por más de tres décadas, Matos Moctezuma también dirigió otras destacadas investigaciones en sitios mexicanos como Tula, importante capital del mundo prehispánico, y Teotihuacán, “donde excavó la Pirámide del Sol y fundó el Museo de la Cultura Teotihuacana y el Centro de Estudios Teotihuacanos”, señaló el comunicado.

El jurado de este premio dotado con 50 mil euros (unos 52 mil 600 dólares) recompensó sus trabajos en estos sitios arqueológicos, a los que calificó de “páginas ejemplares del desarrollo científico de la arqueología y del diálogo fecundo con el pasado, entre culturas distintas y entre las ciencias sociales y humanas”.

Doctor honoris causa por la Universidad de Colorado y la UNAM y con una cátedra que lleva su nombre en la Universidad de Harvard, Matos Moctezuma ha recibido numerosos reconocimientos a lo largo de su carrera, tanto en su país como a nivel internacional.

Un “altísimo honor”

Para el arqueólogo, este premio es un “altísimo honor”, dijo citado en un comunicado de la Fundación Princesa de Asturias.

“El día de hoy veo con enorme satisfacción los frutos de esa tarea, que me permitió conocer nuestra propia historia y cómo esta se unía con la historia de otros países como España. Agradezco a la Universidad Nacional Autónoma de México y a su rector, el doctor Enrique Graue, el haberme propuesto a tan preciada presea. De igual manera, lo hago con la Academia Mexicana de la Lengua y a don Gonzalo Celorio, su presidente, por las mismas razones. A mis queridos y admirados amigos, los académicos Pablo Rudomín y Francisco Bolívar Zapata, ganadores en su momento del Premio Príncipe de Asturias, quienes apoyaron mi candidatura. Finalmente, al jurado que tuvo a bien designarme y honrarme con dicha distinción. A todos, mi agradecimiento”, agregó Matos Moctezuma.

El de Ciencias Sociales es el tercero de los ocho Premios Princesa de Asturias, los más prestigiosos del mundo iberoamericano, que distinguen anualmente a personas o instituciones relevantes en ámbitos que van desde la investigación científica hasta los deportes y las letras.

En la categoría fallada este miércoles competían en total 25 candidaturas de 16 nacionalidades diferentes.

El año pasado, el galardón de Ciencias Sociales recayó en el economista indio Amartya Sen, investigador de referencia mundial sobre los estudios que ha realizado sobre la pobreza y el desarrollo humano, y el anterior en el turco Dani Rodrik, por su trabajo de estudiar la globalización y por qué unos gobiernos tienen más éxito que otros, toda una autoridad global en economía política y globalización.

En lo que va de edición 2022 se anunciaron ya el premio de las Artes, para las artistas flamencas Carmen Linares y María Pagés, y el de Comunicación y Humanidades, para el periodista polaco Adam Michnik, destacado defensor de los derechos humanos y de la democracia en su país, fue distinguido por su lucha por los valores democráticos y de la libertad de expresión frente a la amenaza del autoritarismo.

Instituidos en 1981, los premios están dotados, además de los 50 mil euros, con una escultura creada por el fallecido artista catalán Joan Miró.

Los galardones deben su nombre al título de la heredera del trono de España, la princesa Leonor, y son entregados por ella y por los reyes Felipe VI y Letizia en octubre en una ceremonia solemne en Oviedo, capital de Asturias.

jpob

(26 , 6)