Los legisladores Federico Döring, Héctor Barrera y Claudia Montes de Oca fueron retenidos en la entrada de la SSA y querían entregar a Alcocer y a Gatell amparos y cartas ciudadanas; no sólo no fueron recibidos… ni siquiera pudieron acceder al inmueble.

Redacción MX Político.- Una discriminación olímpica padecieron los legisladores de la Ciudad de México y de oposición a la ‘Cuarta Transformación’, Federico Döring, Héctor Barrera y Claudia Montes de Oca, cuando pretendieron ingresar al inmueble de la Secretaría de Salud federal, para gestionar una audiencia presencial con el secretario de Salud federal y el subsecretario de Prevención de la propia dependencia, Jorge Alcocer y Hugo López-Gatell, respectivamente, este martes por la mañana.

Los legisladores fueron retenidos en la entrada de la SSA y querían entregar a Alcocer y a Gatell amparos y cartas ciudadanas de familias que luchan por una vacuna para sus hijos.

Y es que el argumento de los personeros de los funcionarios fue el más inverosímil de todos: la contingencia del coronavirus.

“Alcocer y Gatell están traicionando. Acabamos de ver a muchos trabajadores entrando a la Secretaría de Salud normal con sus alimentos y su vida burocrática”, expresaron los panistas.

Y condenaron lo que consideraron un “ardid coyotero”, por parte de los funcionarios federales, según lo consigna el portal Magacín CDMX. Agregaron que fue más fácil “bajar la cortina y esconderse”, que dar soluciones, señalando que lo anterior, es una prueba más de la ineptitud del Gobierno del presidente López Obrador.

“Nos parece una medida ruin, que demuestra la poca calidad moral del actual de Gobierno, ante una severa crisis por la pandemia, el terrible desabasto de medicamentos que hoy suman mil 76 días, y la desesperación de los padres, estos servidores públicos, esconden la cara y le dan la espalda a las y los mexicanos”, dijeron.

hch

(14 , 14)