Sin avance alguno, la iniciativa que los legisladores locales discutieron hace un año para garantizar seguro y vivienda a los trabajadores.

Redacción MX Político.- Cuando se han acumulado ya a lo largo del tiempo, un total de 12 iniciativas de ley para que la Ciudad de México otorgue seguridad social y delimite las zonas de comercio en su territorio, es hora de que no se consolida aún el referido ordenamiento legal en el Congreso de la Ciudad de México.

Entre la primera legislatura y la que ahora trabaja en el recinto de Donceles se han presentado 12 propuestas y ninguna avanzó a pesar de que la Constitución de la Ciudad de México lo marca, según el recuento que hace en un puntual trabajo de investigación, Cecilia Nava de El Sol de México.

La periodista refiere que la más reciente iniciativa para crear esa Ley de Trabajadores No Asalariados de la CDMX, la presentó la diputada Silvia Sánchez Barrios, pero tiene antecedentes de proyectos impulsados por María Rossete, Diana Sánchez Barrios, e incluso una sí fue aprobada, pero su discusión se pospuso en noviembre del año pasado.

El diputado e integrante de la comisión de trabajo, Temístocles Villanueva, reconoció que están en desacato.

“El congreso está obligado a emitir lo antes posible la ley de no asalariados, porque esa ley es una obligación constitucional que tenemos y que estamos en desacato porque se estableció un plazo específico y no lo hemos cumplido. Entonces, la respuesta es que los diputados legislen por supuesto y que empiecen a discutir este tema, que incluyan a todos los sectores no asalariados”, refirió.

Esta ley debe garantizarle a este sector el derecho al trabajo y el acceso a seguridad social y créditos de vivienda. Villanueva explicó que todos los oficios que se desarrollan en el espacio público se consideran trabajo no asalariado pues así lo reconoce la Constitución.

Actualmente sólo existe un reglamento que establece un listado de quiénes son estos trabajadores, pero la Ley que se apruebe debe rebasarlo para dar mayor certidumbre jurídica.

Con el uso de las nuevas tecnologías, los oficios han cambiado y eso incluye, por ejemplo, a los repartidores de las aplicaciones pues ejercen su labor en el espacio público y las empresas que los utilizan no reconocen ser sus patrones.

“Los trabajadores no asalariados no tiene un patrón, ofrece un servicio, así como está el tema de los repartidores de aplicaciones también están los paseadores de animales de compañía, los guías turísticos… son sectores muy amplios”, dijo.

Al respecto, el titular de la Secretaría del Trabajo del gobierno capitalino, José Luis Rodríguez, aseguró que este tema tiene que entrar a una dinámica y un análisis distinto porque lleva décadas que no se actualiza el reglamento de trabajo no asalariado.

hch

(7 , 1)